Hay propósitos de año nuevo que son clásicos, que año tras año se escucha que la gente hace: dejar de fumar, ir al gimnasio, ahorrar dinero, conseguir un mejor trabajo y una larga lista más, muchos de ellos se quedan en el olvido apenas unos meses después de la euforia del año nuevo, otros son cambiados por las circunstancias y unos más nunca vieron la luz.

Antes de desenredar el análisis de los propósitos, hay que preguntarse ¿qué es un propósito? Y según las Real Academia Española es lo siguiente:

Propósito.

(Del lat. proposĭtum).

1. m. Ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.

2. m. Objeto, mira, cosa que se pretende conseguir.

3. m. Asunto, materia de que se trata.

No cabe duda que al iniciar el año se tiene el ánimo, la frescura y toda la intención de hacer algo, se renuevan las ilusiones, se aplacan algunos miedos y se obtienen nueva energías, pero lo mejor es plantear metas, propósitos, objetivos que estén apegados a nuestra realidad que nos permitan cumplirlos, que nos eviten esa frustración de ver como el año avanza y nuestras metas no, y no quiero decir que estos propósitos no sean retos o que sean cosas banales y sencillas, pero muchas veces por el furor del año no se analizan a fonda las posibilidades reales, ni las herramientas que tenemos o no para cumplir esas metas que nos planteamos.

Muchas veces esas metas son erróneas y nos saltamos algunos objetivos menores que tenemos que cumplir antes de llegar a ese propósito que planteamos. Por ejemplo si tenemos como propósito conseguir un nuevo empleo, pero para ello requerimos tener un cierto conocimiento o nivel de estudio, lo mejor es plantearse como propósito la obtención de ese conocimiento, de igual forma si el propósito es viajar y no contamos con los recursos económicos de sobra, lo mejor es proponerse crear un ahorro o hacer una inversión para obtenerlos.

Es primordial no crear falsas expectativas en los propósitos y poner el empeño en aquellos que se hagan, no dejarle todo a los rituales de amor, de buena fortuna y de dinero que se llevan a cabo a las 00:00 horas, porque no siempre funcionan y a veces se necesita un poco más que eso para que se cumplan nuestros deseos.

No me queda más que despedirme, desearles un feliz y próspero a más no poder año 2014 y agradecer a todos los que han leído esta revista  y que se toman el tiempo para compartir, dar like, retweet y todo eso de redes, que es lo que hace posible Neostuff.

Por: Josué González

Twitter: @joss_gonzalez

Comenta en el recuadro