Supongo que considerarán el término “perdida” como algo cotidiano que le ocurre a casi todas las cosas, hemos perdido las llaves un montón de veces y también cosas no físicas, como al ir a otra habitación y olvidarnos de por qué sostenemos a nuestro gato y vemos a la lavadora con una vena marcada en nuestra frente. Pero que una película se pierda es algo casi imposible al existir millones de copias de la misma ¿verdad?

Resultado de imagen para aggressive cat
¿Por qué me estará tratando de morder?

Pues si consideramos la lista de películas que se encuentran actualmente perdidas tenemos suficiente para abrir una nueva industria cinematográfica, y no, no estoy exagerando. Ya que desde los orígenes del cine en una tienda de circo hasta épocas recientes, nunca se tuvo un sentido concreto de preservación sobre las obras antiguas.

Hablemos de cine mudo, todos conocemos a las grandes estrellas como Chaplin y Keaton, pero se estima que un 90% de todo el cine mudo anterior a 1929 fue succionado de la historia y se encuentra perdido. Así que imagínense la cantidad de estrellas que desconocemos, es como si Hitchcock, Kubrick y Bergman desaparecieran de un día a otro.

Resultado de imagen para las 1001 peliculas que debes ver antes de morir
Mas bien las 100 películas que hay que ver antes de morir…

La cualidad de película perdida se refiere a que no se encuentran copias de la cinta en ningún archivo cinematográfico o colección privada, por lo que todo señala a que el filme ha desaparecido en su totalidad o todavía pueden existir rollos perdidos en cualquier lugar. Lo interesante es saber cómo y por qué adquieren esta cualidad.

Todos aquellos que hayan visto la película Hugo (2011) del director Martin Scorsese podrán tener una idea de este suceso, pero puedo asegurarles que sólo están rozando la punta del iceberg, ya que el proceso se atribuye a todo tipo de razones que harán de este genocidio un proceso lento y extremadamente doloroso.

Veamos ahora las causas principales de cómo se pierde una película:

Falta de interés

Resultado de imagen para london after midnight
London After Midnight (1927) fue la primera película de vampiros americana y se encuentra perdida…

En el mundo de hoy donde una película promedio cuesta millones, sería impensable el hecho de botarla cuando ya ha sido pasada en los cines, pero hace unas cuantas décadas esto era casi una costumbre al ver al cine como entretenimiento desechable.

Aunque suene sorprendente no tenía nada de especial, miles de rollos se desechaban con la intención de reciclar el nitrato de plata y obtener el dinero de vuelta, y considerando el eslogan sólo estrenamos nuevo contenido es algo aterrador, cuando este acompañaba una campaña publicitaria en donde se quemaban grandes cantidades de filme para demostrar la validez de la frase.

Resultado de imagen para burning film gif
Así de simple…

Sumado a estas costumbres está la amplia falta de interés por parte de los estudios, que estuvieron dispuestos a ser buenos patriotas y seguir reciclando las cintas para contribuir con el ejército estadounidense al estallar la Segunda Guerra Mundial.

Sólo hizo falta el nacimiento del cine sonoro para que casi toda la audiencia se olvidara igualmente de estas sombras fantasmales, terminando de una vez por todas con el cine mudo y el gigantesco legado que dejaba a su paso.

 Ritual demoníaco

Resultado de imagen para cleopatra 1917
Cleopatra (1917) fue la película más costosa de su tiempo y supuso el trabajo de más de 2000 extras, actualmente se encuentra perdida…

El proceso de distribuir una película no es muy fácil que digamos, pero viajemos rápidamente en el tiempo y comprendamos el ritual demoníaco que consistía pasar un filme de cine en cine para llevarlo por todo el país.

Los factores que contribuyen a este ritual van desde el mismo estudio, el transporte de la cinta e incluso el mismo proyeccionista —en pocas palabras todo el que tenga contacto con el rollo. Actualmente tenemos las magníficas copias digitales, pero en el tiempo de nuestros bisabuelos, todo se remontaba a el rollo en cuestión del que cientos de cines no tenían ni idea de reproducir.

Resultado de imagen para buster keaton sherlock jr

Todo comienza con el intercambio del distribuidor, donde la inexperiencia de los empleados hacia que lanzaran los rollos de un lugar a otro desenrollándolos para entregar una montaña de cinta altamente sensible. Después llegamos al glorioso cine, en donde muchos cortaban las cintas para adaptarlas a un tiempo específico y así tiraban a la basura el resto del filme.

Muchas veces el hecho de devolver una copia se olvidaba por completo, cosa que no representaba gran problema para el estudio, y estas cintas terminaban enterradas en algún jardín, corrosionadas por el tiempo o simplemente llegaban al distribuidor en tan mal estado que la idea de darles un entierro digno no empezaba a sonar tan mal.

El filme en cuestión

Resultado de imagen para el apostol quirino cristiani
El Apóstol (1917) fue la primera película animada de la historia, y en la actualidad no existe ninguna copia de la misma…

Aunque la historia esté llena de villanos y empleados incompetentes hay algo que se debe tomar en consideración, el filme en cuestión, porque una de las razones principales de su desaparición fue su propia inestabilidad.

Como mencioné anteriormente este está compuesto de nitrato de plata, una sustancia altamente inflamable que además de causar grandes cantidades de incendios fue el arma principal para la caída de los Nazis.

Resultado de imagen para shoshana laughing
¿O eso fue en Bastardos Sin Gloria?

Esta sustancia era tan inflamable que no podía ser apagada y sólo se extinguía al consumirse a sí misma, y aunque parezca un castigo de los dioses, la mayoría de las películas que se han perdido se deben a incendios monumentales de archivos cinematográficos.

Grandes películas que pudieron cambiar al mundo murieron como en una epidemia, dejando las últimas copias conocidas en el completo olvido. Si consideramos la cualidad incendiaria que terminó la vida de miles, podemos observar el genocidio cultural que se llevó a cabo.

Resultado de imagen para Cinematheque Francaise in 1959 fire
Incendio de la Cinematheque Francaise en 1959

Además de ser inflamables, los rollos se desvanecían con el tiempo por falta de una buena preservación, haciendo extremadamente difícil guardar estos en una bóveda común. Tenemos casos como el de Colleen Moore, quien guardó sus películas mudas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York para después recibir la noticia de que estos se habían pudrido por negligencia del personal.

Todavía existe la esperanza

ARTSdawsonfilm2.jpg
500 filmes antiguos fueron encontrados en 1978 enterrados bajo territorio Yukon en Canadá

Aunque parezca imposible, muchas películas que considerábamos perdidas se han encontrado con el pasar del tiempo. Quién pensaría que la gran obra maestra Metrópolis (1927) de Fritz Lang se consideraba perdida, o la magnífica Pasión de Juana de Arco (1928) que se creía inexistente.

Todavía existe esperanza en esas bóvedas que muchos realizadores erigieron para mantener su legado, quién sabe si algún día te encuentras con una de ellas por plena casualidad y descubres la próxima obra maestra del cine.

Pocos visionarios que veían al medio como algo más de entretenimiento desechable pidieron copias al cine o guardaron las cintas en su ático, quizás tu abuelo o familiar lejano guardaba muchas de ellas en algún rincón de la casa, muchos filmes se han encontrado de esta forma.

Resultado de imagen para chaplin gif
Casi un milagro que podamos ver cosas como estas

Tengo fe de que algún día se encontrará la primera película de vampiros americana, la cinta que requirió 2000 extras o la primera película animada de la historia. Dentro de esas sombras misteriosas que proyectamos, se haya la voz de miles de realizadores y de una época que por ahora se encuentra exterminada.

Al fin y al cabo lo que podemos hacer es aprender, tomar la historia como un salón de clases para no cometer los mismos errores y encontrar en el arte de hoy las cualidades que lo guardarán para el mañana.

Comenta en el recuadro