Mucho se ha hablado siempre sobre la suerte; algunos no creen en ella, otros la buscan con desespero, y otros tantos pasan por la vida sin ponerle la atención necesaria. Yo por mi parte soy de las que creo, no solo en la suerte, sino en la influencia de la luna y de los astros sobre nuestras vidas, en los amuletos, en la forma en cómo influyen los colores que utilizamos y en general en que hay magia, poderes y seres más allá de lo que nuestro entendimiento puede visualizar.

Hoy es martes, martes 13 de agosto del año 2013, el trece nunca ha sido particularmente apreciado en los círculos de ocultismo y numerología, porque desde tiempos remotos ha sido considerado un número de mala suerte. Trece fueron las personas sentadas en la última cena, trece es el número de la carta de la muerte en la baraja del tarot, trece era el número de la misión Apolo que tuvo que ser abortada por la NASA, cuando una explosión puso en peligro a sus tripulantes y en general el trece es un número que históricamente e incluso en personas que no se relacionan mucho con los campos de las ciencias ocultas, ha sido evitado ‘por si las dudas’.

Las abuelas decían “en trece y martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes”, y algo de razón habían de tener, puesto que aún hoy en día muchas personas evitan viajar un día trece, muchísimas compañías aéreas en el mundo no tienen la fila trece en sus aviones y ningún barco en el mundo zarpa de su puerto un día trece. Tanto es el respeto que muchos suelen tener por este número y aún más asociado con el día martes, que existe una denominación científica para quienes padecen de fobia a los martes 13: Trezidavomartiofobia.

En lo particular y dado que creo en la suerte, les recomiendo que en días como hoy se levanten de la cama con el pie derecho, carguen su amuleto, ese que los ayuda, salva y brinda consuelo en días que no son muy prometedores, eviten las peleas (esto para un martes cualquiera, puesto que los martes están consagrados al dios de la guerra), no tomen decisiones de importancia, eviten los viajes, tengan la mejor actitud y confíen en que alguno de sus elementales lo protege. Adicional a lo anterior si hay luna llena, eviten al máximo cualquier conflicto y tengan la mejor actitud y disposición necesaria.

Y para los demás, para aquellos que no creen en la suerte, que les resultan cómicas las supersticiones y que desechan cualquier creencia al respecto, solo les digo que aunque les parezca superfluo, tomen este día con ciertas precauciones y rememoren a sus abuelas mientras les decían…

…”En trece y martes…”

 Fuente de imagen: http://www.deviantart.com/art/Martes-13-290216085

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

Comenta en el recuadro