En esta ocasión, comparto para ustedes, una composición muy personal.

En meses pasados, empecé a idear, que habría de regalar a una chica, así que se me ocurrió componer algo, con las iniciales de su nombre, y me gustó el resultado, original, pero sobre todo personalizado. La composición, lleva por nombre acróstico.

Ejemplo acróstico 1
Ejemplo acróstico 1
ejemplo acróstico 2
ejemplo acróstico 2

Hay una tercera composición pero, aún no puedo liberarla, ¿porqué? Es sorpresa, es para otra amiga, que está próxima a cumplir años, y todavía falta algo de tiempo.

La idea surgió como un proyecto para regalo, y para poder entregarlo en persona, decidí hacerla al tamaño de una postal, con dirección y timbre. Ambas personas, quedaron fascinadas por el trabajo hecho por este servidor.

Tiempo después, tenía en mi cabeza rondando algo, un no sé qué, sólo tenía una estrofa, hasta que di con esa composición.

El concepto es soneto.

Composición poética formada por catorce versos de arte mayor. Las dos primeras estrofas riman, una encima de la otra, y se compone primero por dos cuartetos (estrofa de cuatro versos) y dos tercetos (estrofas de tres versos).

Así que jugando un poco con el texto, apareció ante mis ojos, lo que les comparto en esta ocasión.

Me base, en una composición que lleva por título Reir Llorando, cuyo autor es Juan de Dios Peza, y que compartieron en una entrega hace algunos ayeres.

La otra referencia en la que me base, tiene que ver con un chiste, visto en una película, llamado ” El Chiste de Pagliacci”. La película es Watchmen.

Comparto para ustedes una composición a la que he llamado Soneto a la Tristeza.

Así como Garrick, actor de la Inglaterra,
Así también, Pagliacci, de oficio, payaso en escena,
Mi alma se encuentra triste, no más que el de cualquiera,
En mi corazón no hay cabida para la alegría, lo embarga una pena.

El amor, ha dejado de tocar a mi puerta,
Mas sin embargo en su lugar, lo ocupa una horrible enfermedad.
Daria todo cuanto tengo, incluso comprando la amistad en venta,
Sintiéndome tan vacío, por caer en las garras de terrible soledad.

¡Oídme todos,  escuchadme!
Hoy, este día, les da una segunda oportunidad,
En cambio a mí, la vida sin ella, no tiene sentido, perdonadme.

Para mí, no tiene sentido seguir existiendo,
Dulce veneno, elimina esta tardía agonía.
Pues al ya no verle más, es como no vivir, pues lentamente, estoy muriendo.

Para finalizar, me gustaria compartir con ustedes, una de mis entradas favoritas, como lo es La Sociedad de los Poetas Muertos. Veanla,dale click al enlace.

Aquí termina mi entrada.  Me gustaría me compartieras cuál es tu opinión acerca de este libro. En la parte inferior se encuentra el recuadro de los comentarios para que dejes tu respuesta.

 No olvides por favor compartir en facebook y twitter para que todos se enteren.

 

Comenta en el recuadro