Muchas veces hemos escuchado a amigos que ya se comprometieron pero que se preguntan si están dando el paso correcto al casarse. Se preguntan si están preparados para casarse, si es la persona adecuada, es decir, pasado el momento y la emoción de la propuesta empiezan todas las dudas.

El New York Times realizó una encuesta acerca de las 15 preguntas más esenciales antes de dar el gran paso, así que estás son los 15 puntos que debes discutir con tu pareja antes de casarte y esperemos que ayuden a aclarar tu cabeza.

15 preguntas que debes hacer antes de casarte

  • ¿Han discutido si tendrán o no hijos? De ser así ¿quién se ocupará de ellos?
  • ¿Tienen bien definidas las obligaciones financieras de cada uno, gastos y ahorros?
  • ¿Han discutido acerca de las expectativas del mantenimiento de la casa, las tareas y obligaciones de cada uno?
  • ¿Han hablado de su historial clínico, enfermedades genéticas físicas y mentales?
  • ¿Tu pareja demuestra su afecto como tu lo necesitas?
  • ¿Pueden discutir abiertamente sus preferencias, gustos y miedos en el ámbito sexual?
  • ¿Tendrán un televisor en el dormitorio?
  • ¿Realmente se escuchan al hablar y toman en cuenta las ideas y quejas del otro?
  • ¿Han discutido sus creencias y necesidades religiosas y en base a cuales educaran a sus hijos?
  • ¿Les gustan o por lo menos respetan a los amigos del otro?
  • ¿Valoran o al menos respetan a los padres del otro? ¿Dejarán que sus padres se entrometan en su relación?
  • ¿Qué hace la familia del otro que a ti te molesta?
  • ¿Existen algunas cosas a las que no estas dispuesto a renunciar en el matrimonio?
  • Si a alguno de los dos se les ofreciera una oportunidad laboral en otro lugar lejos de su familia ¿estarían preparados para mudarse?
  • ¿Realmente están dispuestos a comprometerse y a crear un lazo tan fuerte como para sobrevivir a todos los retos que conlleva el matrimonio?

Hagan esas preguntas de manera personal y discútanlas luego en pareja, sí, quizá se desate una discusión al respecto, pero es mejor ahora que después de haber dado el “gran paso” de casarse. No compartir sus expectativas antes de ese momento tiene graves consecuencias pues es como caminar cerca del precipicio con los ojos vendados.

Antes de que tú y esa personita especial se embarquen en esta aventura llamada matrimonio asegúrense de haber discutido todos los aspectos importantes y haber puesto todas las cartas sobre la mesa para evitar inquietudes que lleguen a tener, se estarán evitando peleas innecesarias. Aprendan a negociar y comprométanse.

Si crees que esto te ha ayudado a aclarar tu cabeza, compártelo con otras parejas para que no cometan un gran error en su vida todo por no haber pensado de forma clara y adecuada.

Comenta en el recuadro