El jueves de esta semana se publicó la primera parte de este reportaje dedicado a las páginas en internet creadas para mantener en contacto a las personas que padecen anorexia y/o bulimia y facilitar entre ellas el intercambio de consejos, dietas, tips, concursos, experiencias y todo tipo de aliento que sirva para fomentar ese estilo de vida.  Aquí puedes leer “Ana y Mía, ¿cuento de princesas o de terror? (Reportaje especial, parte I)”; o continuar leyendo la segunda parte del reportaje.

Princesas, apoyo que estanca

Pocas son las personas, ajenas a estas enfermedades, que conocen los blogs pro Ana y Mia; pero es una realidad que la existencia de dichos sitios sólo son la punta del iceberg de toda esta pesadilla.

Entrar a cualquiera de las páginas relacionadas es entrar a un mundo de princesas donde abundan las imágenes de “thinspos”, que son fotografías de mujeres u hombres extremadamente delgados que lucen como todos los involucrados quisieran verse. Además las jóvenes de diversas partes del mundo, especialmente América Latina y España, cuentan sus experiencias, desahogan sus problemas, comparten sus consejos y, sobretodo, defienden a capa y espada la situación que viven.

“Cada vez se vuelve más difícil, no siempre puedo perder mucho peso, a veces me da más hambre. Pero en todas estas páginas mis amigas postean imágenes de modelos y chicas que no se rindieron y consiguieron el peso que querían, se ven bellísimas. Te dan ganas de seguir.” – DarkAnPrinss

No es fácil, dicen, pero “antes muerta que gorda”. Si no compartes su ideología o si tu intención es hacerles entender que se lastiman a sí mismas: pierdes tu tiempo y corres el riesgo de ser insultado porque ahí sólo entra la gente que piensa como ellas.

Pero también es la puerta de entrada a un sinfín de enfermedades y trastornos que aunque aún no se han esparcido en la comunidad, su práctica poco a poco cobrará fuerza y desemboca en numerosas combinaciones de trastornos.  Recientemente apareció Alisa la “ALImentación SAna”, una derivación o perversión de la ortorexia, trastorno caracterizado por la obsesión que presenta una persona por comer de manera sana, y que incluso le infunde a quien la padece sentimientos de superioridad y una elevada autoestima, de acuerdo con el especialista en nutrición Rubén Bravo.

Además, debido a que en su mayoría estas problemáticas tienen orígenes psicológicos, los jóvenes se adentran cada vez más en la profundidad de las marañas mentales y más allá de desestabilizar su salud arriesgan su vida o se provocan consecuencias irreversibles.

“Para reconocernos usamos pulseras rojas o moradas dependiendo de si eres Ana o Mía. El 16 de enero muchas celebramos el aniversario de nuestro estilo de vida y nos cortamos en el brazo o en la pierna la primera letra de lo que seamos. También hay que hacer una ofrenda, tiramos a la basura lo que sea nuestra comida favorita. Hay que demostrar que estás comprometida y que crees en lo que haces.” -PerfectBones

Como parte de los castigos por la culpabilidad que sienten al no poder bajar suficiente peso, aumentar kilos o comer indebidamente, no sólo se limitan a purgarse, sino que dañan físicamente su cuerpo con cortadas y golpes que esconden bajo ropas holgadas, suéteres, sudaderas, pulseras, collares y muñequeras que al mismo tiempo esconden su bajo peso.

Los nicknames que usan, los colores predominantes en las páginas, las frases, imágenes, experiencias y los sentimientos plasmados en las entradas publicadas son paso a paso una declaración de los jóvenes desesperados por ayuda y que constantemente tienen pensamientos y conductas suicidas o, en el menor de los casos, lo más autodestructivas posibles.  ana1

 

La resistencia

Por fortuna, los grupos de apoyo y en contra de Ana y Mía son igual de accesibles y ofrecen ayuda a todo aquél que lo necesite. De igual manera se encuentran disponibles los datos de clínicas y doctores o psicólogos que proporcionan el tratamiento necesario.

La Clínica “Ellen West” es una institución ubicada en la carretera México-Toluca y es uno de los centros líderes en lo referente a los trastornos de conductas alimenticias en donde diagnostican y rehabilitan a los pacientes, al mismo tiempo que se enfocan en evitar las recaídas  y trabajan en la prevención de estas enfermedades; sin embargo, hasta el momento es un lugar exclusivo para las mujeres.

Quizá estas enfermedades no sean las más grandes asesinas, pero si año con año pueden cobrar la vida de miles de jóvenes, merecen que les pongamos más atención e intentemos ponerles un freno.

“PerfectBones”, una de las ex-princesas que ya se encuentra bajo tratamiento médico y cuenta con ayuda psicológica; ha sufrido daños en su organismo que, desafortunadamente, ya son irreversibles, por lo que llevar su estado de salud a un nivel óptimo será un gran reto que ella podrá afrontar gracias a toda la ayuda que recibe, menciona:

“Hoy en día hay muchas cosas que me gustan y no puedo comer, pero es porque quedé muy lastimada por todo lo que hice antes, así que sí, me arrepiento de haber tomado todas esas malas decisiones y ojalá supiera como hacer que las niñas que apenas pasar por eso entiendan que al final se darán cuenta de lo equivocadas que estaban.”

COMPARTE en:
Mariana Huerta
Soy Mariana, estudiante de la escuela y de la casa, de las amistades y del día a día, estudiante de la vida. Quizá mis cortos años; porque sí, son pocos; no me permitan decirles todo lo que he hecho pero sí todo lo que soy. Me gusta sorprenderme pero me gusta aún más sorprender. Escribir es un lujo, mi pasión, mi escape y contacto con la Mariana de adentro, con todo lo que me rodea. Un gusto estar aquí.

Comenta en el recuadro