Es increíble lo que sucede en algunas de las ciudades más importantes del país, y que pareciera que sigue sin pasar ni pasará nada; no basta con tener al Estado de Tamaulipas todos los días sitiado y expuesto a lo que diga y dicte el crimen organizado en Reynosa, la misma capital Tampico y qué decir de Michoacán y otras ciudades y todos se hacen de la vista gorda.

Ahora sucedió en el Estado de Lagos de Moreno (diría el Sr. Peña Nieto, y tal vez por eso no tiene identificado donde es el Estado de Jalisco) en el día internacional del trabajo, un estado de caos y desorden que de acuerdo a diferentes medios no es nuevo y se viene reportando desde hace bastante tiempo sin que a la fecha se haya hecho algo al respecto, lo preocupante de esta situación, es que el crimen organizado deja ver su gran poderío abarcando 25 municipios de los  125 con que cuenta el Estado (que no puede considerarse poca cosa, y menos que se tocó a Guadalajara), y de paso tocar entidades ya afectadas por la violencia como Michoacán, Colima y Guanajuato.

Los muertos van y vienen por doquier en ese estado, desde el secretario de turismo, hasta un diputado federal, pasando por alcaldes y demás, y según informes de alto nivel, es por atrapar a un conocido narcotraficante conocido como “El Mencho” líder de un Cártel denominado Jalisco Nueva Generación.

¿Cómo es posible que se tengan este tipo de altercados, llámese en cantidad y en repeticiones?, la única explicación como siempre es que “alguien” está metido hasta el fondo del asunto, como ha sucedido con los otros estados, la política está llena de rufianes que sólo buscan permanecer en su cargo a como dé lugar y por los medios que sean posibles, aún con financiamiento ilícito y claro no proveyendo de ningún tipo de servicio, seguridad, y respaldo a la población que representa.

Esto continuará por el tiempo que ellos decidan estar por esos caminos tan “oscuros” y nada transparentes, o sino por qué no preguntarles a toda la bola de ladrones de cuello blanco que andan por ahí; según estadísticas del portal “Candidato Transparente”, sólo hay 126 candidatos transparentes:               12 “suspirantes” a gubernatura de 62 (increíble), 23 a presidente municipal, 13 para jefes delegacionales, 57 diputados federales (de 4,496 candidatos) y 21 diputados locales; me gustaría saber ¿qué esconden todos los demás?, ¿a que le tienen miedo?, ¿a qué se vea su declaración patrimonial llena de propiedades sin explicar?, ¿a qué vean su declaración de conflicto de interés repleta de compadrazgos y familiares de cualquier grado de consanguineidad metidos hasta la cocina?, o un tanto peor, ¿qué veamos que no pagan impuestos?

El lastre lo llevaremos a cuesta gracias a estos buenos para nada que nadie sabe de dónde sale el dinero para toda la excentricidad y sino pues preguntarle al Sr. Madero, que el día de ayer, declinó entregar su declaración patrimonial, aún y cuando es dirigente partidista y suspirante a diputado plurinominal y la excusa estúpida de siempre: “NO EXISTE NINGUNA OBLIGACIÓN EN EL CPEUM, DE LGIPE, LGPP, O REGLAMENTO DE FISCALIZACIÓN EN LA QUE SE OBLIGUE HACERLO”.

Los moches, los pagos, los “no impuestos”, el reparto del presupuesto, y demás vínculos “extraños” hacen de este país un lodazal imposible de limpiar en el corto plazo, y un tanto más si agregamos que ninguno de ellos hace nada por querer mejorarlo, y lo vemos no sólo a nivel federal con sus estúpidos spots de agresión, sin ningún tipo de solución, estrategia, mecanismos de adopción y entrega a la sociedad, políticas seguras, transparentes y de acuerdo a las necesidades de la población; se observa a nivel estatal con “debates” secos, no hay aportación, no hay inteligencia, nadie brilla, sólo necesito AGREDIR, OFUSCAR, DAÑAR.

Peculiaridad

Y siguiendo un poco con más de lo mismo que decir de los particulares candidatos a municipios, diputación y demás, llenos de ficción, estupidez y contradicciones, pero sobre todo una burla y una verdadera visión, sino preguntar por Andrés García, Cuauhtémoc Blanco, Lagrimita, Carmen Salinas, Alejandro Camacho, “El Gatillero”, “Pato” Zambrano, y qué decir de un tipejo que es alcalde de San Blas autodenominado “Layin”, que tuvo la desfachatez de solicitar 300 mdp para su municipio cuando dice que “roba poquito”, hace alarde de grandes fiestas, y no tiene ningún tipo de respeto por la mujer y para terminar decir “SOY DE LOS MÁS FAMOSOS DEL MUNDO”.

Al final ellos siempre trabajarán con la materia prima que es la sociedad llena del “Canal de las Estrellas“, nada de educación, y reclamo social.

Comenta en el recuadro