¿Recuerdan la magnífica película Her? Se estrenó en el 2013 y era una de las favoritas en la entrega de los Oscars de dicho año. Su trama nos planteaba un futuro no tan lejano, mostrándonos la interacción humana con la tecnología y la inhabilidad de crear relaciones sobre nuestras propias inseguridades.

La magnífica voz de Scarlett Johansson se volvió la fantasía de muchos, y nos hizo interactuar con una “inteligencia artificial” de una forma romántica, pudiendo empatizar con la relación planteada en pantalla. Con los avances gigantescos que realiza la inteligencia artificial, teniendo como fiel prueba a motores como cleverbot o sim simi, todos pensábamos en la posibilidad de tener una tecnología similar a la observada en la cinta.

A tan solo 3 años de su estreno, aquel mundo no se ve para nada imposible o siquiera difícil de lograr, teniendo en nuestras manos un dispositivo que parece sacado directamente de la cinta.

En una ciudad llena de smog y adultos alienados, las interacciones son realizadas mediante auriculares que todo el mundo lleva, evitando al máximo ese contacto físico que en situaciones se convierte en lo más molesto de nuestras caminatas callejeras.

Al ser introducidos los auriculares por medio de bluetooth, las miradas caían en avalancha sobre cualquier persona que caminara con una de esas invenciones en sus oídos. Un cambio brusco podría suprimir esas miradas súbitamente.

Con los smartphones y los recientes wearables, se busca concretar un mundo de conexión constante y ergonómica en la Web. Solo era cuestión de tiempo para que se acuñara un nuevo término, los hearables.

¿Qué es un Hearable?

Audífonos inalámbricos similares a los de Her, con acceso instantáneo a todo el conocimiento del Internet en tan solo unos pocos comandos de voz. Creando una nueva barrera en el debate sobre la conexión humana y no tecnológica.

Her, Hearable
Her, Hearable

El ejemplo más claro de los nuevos dispositivos, es el SONY Xperia Ear de la multinacional Sony. Que permite tener una especie de asistente personal en tu oído, y llevar la experiencia de tu teléfono inteligente a un nuevo nivel.

Lo sorprendente es como hace algunos años, una idea como esta nos parecía tan descabellada, teniendo innovaciones como estas todos los días y reduciendo la ciencia ficción a simple realidad.

Esas extrañas personas que deambulaban por la calle ficticia, entran al entorno real, ofreciendo todo tipo de beneficios y desventajas a nuestra experiencia con la tecnología.

Aunque Sony busque una alternativa a los smartphones, y no tanto un producto para las masas, la posibilidad de que este concepto sea abarcado mayormente en años siguientes está más que abierta.

Características del Xperia Ear

Pesando solo 6 gramos y con una batería de 3 horas y media, se nos ofrece una ventana diferente al vasto mundo que habitamos. Sus ofrecimientos varían, pero tal vez este nuevo entorno ofrezca más oportunidades que los teléfonos inteligentes.

Xperia ear
Xperia ear

Todo depende de gustos y colores, pero, ¿acaso podríamos vernos más desconectados con nuestro alrededor? La respuesta se encuentra en su uso excesivo, y la forma en que cualquier caso similar se pueda ver como una desconexión inmediata del mundo real. Aunque todavía nos falte muchísimo por recorrer, las cosas se imaginan nuevamente para resurgir como nueva tecnología, solo es cuestión de tiempo para que podamos comprender los usos que más nos beneficien.

Sony nos ofrece otra alternativa, para poder explorar nuevamente nuestra interacción con la información y las redes, teniendo para el futuro un mundo que se asemeja cada vez más a nuestros sueños más salvajes.

¿Crees que esta tecnología nos beneficie o se vuelva en una herramienta de desunión?

Comenta en el recuadro