El día 15 de junio 2016 por la madrugada se sometió a votación en el pleno del Senado de la República acerca de la máxima publicidad de declaraciones con formatos #3de3 que fue respaldada por más de 600 mil firmas de la sociedad mexicana, sin embargo de manera triste volvemos a ver que todos son una bola de cómplices, rateros, sinvergüenzas, malechores, y todas las características que se le puedan dar a esa gente que no tiene ni 2 gramos de pulcritud, ética, responsabilidad y sobre todo educación.

De 128 senadores que conforman el pleno, 59 de ellos votaron en contra de la propuesta de ley, 1 denominado independiente, 52 de los PRIsaurios, 6 de los “pseudoecologistas”, 51 votos a favor, de los cuales 1 es de un independiente, 34 del PAN y sólo 16 del PRD, pero en el inaudito del sospechosismo mafioso no votaron 17 senadores, entre ellos 4 del PAN (incluyendo a Jorge Luís Preciado aquel personaje de los moches, que se supone ahora está penado hasta con 14 años de prisión, Héctor Larios el cual debió estar por tener el mote de “empresario”), 3 del PRD (incluyendo al exdinosaurio Manuel Bartlett y Manuel Coto) y de sorprender 6 personas del negocio familiar denominado PT.

Parece que la profecía dictada por el mafioso Emilio Gamboa no era más que un dictado de lo que sucedería en este teatro político estúpido dirigido por un puñado de personajes que lo único que buscan es seguir enriqueciéndose de cabo a rabo y como sea, es increíble que siendo servidores públicos no tengan presente el deber ser y el bien hacer en beneficio de todos los habitantes del país.

Recordemos todo lo que hay alrededor de esto, tráfico de influencias, contratos al por mayor a empresas en las cuales son socios, y las mismas reciben contratos millonarios y que misteriosamente desaparecen, los conocidos moches entre todos ellos, y lo más lamentable el increíble enriquecimiento inexplicable sea monetario, sea de propiedad propia o con prestanombres, ya conocemos la tan conocida transparencia en donde las esposas son dueñas de todo, lo mismo que los hijos, o en el timo del siglo, pertenecen a fideicomisos de empresas contratistas.

No cabe duda que la insensatez y el teatro político pertenece a un puñado de personas que siempre buscarán beneficio propio por siempre y para siempre, pero lo que más indignación me causa, es ¿cómo unos patéticos 59 pseudo representantes, pueden echar abajo una solicitud clamada por más de 600 mil personas?, debe haber una forma o escollo en sus famosas leyes donde se tengan que separar a todo aquel que no tenga sentido común y social.

Peculiaridad

La cobertura mediática que se da a lo sucedido en un antro gay de Orlando por la prensa nacional es exhaustiva, in coherente, insípida, y hasta cierto punto sin sentido por lo siguiente, en México existen sólo en el sexenio de Peña Nieto más de 13 mil personas de todas las edades, género, sexo, y lo único que hacen los medios es darse la vuelta, la indignación debe ser con los connacionales, con la verdadera información que fluye de un país, pero resulta que se acongojan con lo que vende, con lo que pueden llenar a 8 columnas sus titulares, todos sus espacios informativos, y porque no hasta entrevistas exclusivas con “sobrevivientes”, es lamentable que ni siquiera tengamos un poco de criterio para estas cuestiones.

Y para culminar, lo que se necesita en este país no es un Gobernador Independiente (dixit Bronco) que tenga la facilidad de insultar, decir, o hacer comentarios atroces de las personas sea en el sentido que sea, ni tampoco necesita directores técnicos (dixit Ricardo Ferreti) que conduzcan autos de súper lujo y se sientan intocables tanto por la empresa e institución que representan (CEMEX y UANL) como por la sociedad al gritar, manotear y anexas.

1 Comentario

Comenta en el recuadro