Hasta el hueso (titulada originalmente en inglés To the bone) es una película que trata diversos temas de importancia para la sociedad actual como la familia y la búsqueda de aceptación. Sin embargo, la premisa principal trata sobre los trastornos alimenticios, especialmente la anorexia. Con un reparto súper interesante y el protagonismo tomado por Lily Collins, el film producido por Netflix y escrito/dirigido por Marti Noxon promete ser una de las mejores películas del año.

Argumento de Hasta el hueso

Ellen es una joven universitaria de 20 años que sufre de anorexia desde hace tiempo y su familia está bastante preocupada por su situación, pues ha llegado a pesar 40 kilogramos, teniendo una apariencia para nada saludable. A lo largo de la película se muestran los conflictos familiares que posee la joven, con un padre ausente, una madre lesbiana y una madrastra que no está concentrada en escucharla, el único apoyo más o menos constante que recibe el de su hermanastra. Sin embargo, no es suficiente para ayudarla a mejorar.

Su madrastra, haciendo lo que puede y en el fondo deseando lo mejor para ella, la obliga a verse con el Doctor William Beckams (Keanu Reeves), quien es un especialista en estos casos y utiliza métodos poco convencionales para contribuir a la superación de trastornos alimenticios.

ellen to the bone hasta el hueso crítica
ellen to the bone hasta el hueso crítica

El programa, básicamente consiste en la reclusión de los jóvenes que padecen de estos problemas y una vez internados, se les trata de una manera personalizada y mediante incentivos. Ellen convive con cinco mujeres y un hombre, Luke, quien se convierte en su mejor amigo.

Crítica de Hasta el hueso

Debido a la temática tocada en Hasta el huesola película parecía ser interesante. Siendo un problema tan común y que aqueja a tantas personas, es raro encontrar cintas fílmicas que realmente toquen el tema con profundidad y hagan énfasis en la gravedad del asunto.

Sin embargo y aunque la película tiene una calificación de 7/10 en IMDb para mí, resultó ser decepcionante.

Siento que Marti Noxon tenía un gran tema y una historia con muchos detalles para desarrollar y desde mi perspectiva, los desaprovechó. Al final del largometraje, prácticamente ninguna duda quedó resuelta.

La historia mantuvo un ritmo lineal en todo momento y aunque en determinado momento la película pareció haber alcanzado el clímax y acelerar los hechos, siguió sin contar nada y se mantuvo dando vueltas una y otra vez en los mismos asuntos.

Como espectador, si en escena aparece un arma, esperamos que se use y en Hasta el hueso hay varias pistolas que quedaron sin balas y por activarse. Luke (quién en ocasiones parece ser el personaje principal y nunca aclara su situación sexual o sentimental con Ellen), la familia, la hermanastra y su pasado fueron algunos de esos elementos que realmente merecían -por no decir que lo necesitaban- un toque mucho más profundo y podrían haberle dado un giro interesante y totalmente distinto al film.

Una característica esencial y fundamental que debe tener el cine es la evocación de sentimientos. Al ser una película dramática y de una temática tan profunda y delicada, al menos esperaba sentir empatía por Ellen. Me pareció un personaje poco profundo y desarrollado.

En muchos momentos, la película intentó atribuir la culpa de la enfermedad de Ellen a la familia, pero no fue explícita en ningún momento y aunque de alguna manera, resolvió los problemas con su madre, la cura la obtuvo gracias a su propio valor: “ese carbón que tragas una y otra vez” (metáfora preciosa utilizada en el largometraje)

Fotográficamente, Hasta el hueso es una película preciosa y muy bien cuidada. Juega perfectamente con los planos y los tonos. Me encantan los contraluces utilizados en la película y creo que una de las mejores escenas de esta película se hace uso de este recurso.

Otros datos de Hasta el hueso

  • La escritora y directora de la película, Marti Noxon, sufrió de anorexia durante 10 años. Lily Collins, quien ejerce el papel protagónico en este largometraje, admitió por primera vez que durante muchos años de su adolescencia, padeció del trastorno alimenticio.
  • La actriz Lily Collins y personificación de Ellen tuvo que someterse a un estricto régimen bajo supervisión de un nutricionista para obtener el aspecto deseado y requerido para el personaje.

Trailer en línea Hasta el hueso

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre