Mexicano, escritor, director, productor, talentosísimo, amigable, ñoño y otras palabras que podrían describir a una de las grandes mentes de nuestros tiempos: Guillermo del Toro.

Nacido en la ciudad de Guadalajara en el año de 1964, en los más de veinte años que lleva de carrera, nos ha entregado incontables títulos en el cine, ya sea como escritor, productor o director, con un sello inconfundible y plagado de magia y fantasía.

Hablar de Guillermo del Toro es hablar de un icono de la cultura popular contemporánea. Es revivir sus trabajos y admirarlos, no sólo por ser obras de arte, sino por ser obras de arte que marcan a varias generaciones de espectadores y lectores, cinéfilos y fans de la fantasía.

Empezó su carrera muy joven, habiendo estudiado en el Centro de Investigación y Estudios Cinematográficos de Guadalajara, además de haber tomado durante diez años clases de efectos especiales y maquillaje con efectos especiales (incluso creó su propia compañía de maquillaje y efectos especiales, llamada Necropia). Hizo al menos diez cortometrajes antes de su primer largometraje, además de dirigir cinco episodios de la serie La Hora Marcada.

Es uno de los co-fundadores del Festival Internacional de Cine de Guadalajara y tiene su propia empresa productora de cine, Tequila Gang.

Este talento mexicano, como muchos otros, se vio forzado a irse a vivir al extranjero gracias a la delincuencia que impera en nuestro país. Después del secuestro de su padre, justo en el tiempo en que Miramax le había concedido su segundo gran título a dirigir en la pantalla grande (Mimic), Guillermo del Toro, junto con su familia, se fueron a vivir a Estados Unidos. Sin embargo, eso no ha hecho que niegue o se avergüence de sus raíces.

gdeltoro2

Fanático de los cómics, monstruos y criaturas fantásticas, Guillermo del Toro ha sido capaz de llevar con gran éxito a la pantalla grande personajes como Hellboy o Blade, además de películas como El Laberinto del Fauno o El Espinazo del Diablo, y horrores como Don’t Be Afraid of the Dark o Mama. Más recientemente, y para beneplácito de los fans, pudimos ver su poema de amor a las películas de kaijus con Pacific Rim, y existen rumores de que está planeado que dirija para Universal nuevas versiones de clásicos como Frankenstein de Mary Shelley y At The Mountains of Madness de H. P. Lovecraft.

Aunado a esto, la trilogía de libros que escribió junto con Chuck Hogan, The Strain, está próxima a convertirse en una serie para televisión de la mano de FX, en donde él participa como guionista al menos en el piloto.

Guillermo del Toro cuenta con gran admiración y reconocimiento a nivel mundial, así como de sus compatriotas mexicanos y amigos Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, con quienes ademas ha compartido créditos en películas como El Laberinto del Fauno y con quienes produjo Rudo y Cursi.

Sin duda alguna, Guillermo del Toro es un estuche de monerías y talento. Ha sabido crearse una carrera sólida en el mundo del cine y deja muy en alto su nombre y el de su país, pese a que éste no le haya tratado como se merecía. Sin embargo, esperamos tenerlo pronto de vuelta por acá y ansiamos ver su siguiente proyecto que, seguramente, nos hará sentir orgullosos.

2 Comentarios

Comenta en el recuadro