Cuauhtémoc Blanco hoy en día es blanco de severas acusaciones por parte del Gobernador del Estado de Morelos y que resultan graves dado que se trata de cuestiones de “apoyo”, “favorecimiento” y como consecuencia se podría asumir como “cómplice” del crimen organizado para dejar pasar y dejar ver.

Las acusaciones hasta cierto punto tienden a ser de índole “político”, tal y como muchos las llaman por la confrontación que se tiene del partido PSD (Partido Social Demócrata) del cual son dueños los hermanos Yáñez, con el gobernador del PRD Graco Ramírez, y que siempre acabamos en lo mismo “corrupción”.

Todo este embrollo se desató desde que se supo que Blanco aceptó la oferta de los hermanos por una suma nada despreciable de 8 mdp, la cual se sugiere que fue aceptada por los representantes y como consecuencia del mismo ex ídolo del futbol mexicano, ya no hablemos de la poca ética de aceptar un cargo público con dinero, ejemplos sobran y seguirán sobrando, desde personajes del Canal de las Estrellas hasta deportistas de alto rendimiento que han dejado (después de su retiro) el sabor de obtener triunfos por mérito propio y convertirse en lo peor que puede existir en este país, claro ser un político corrupto y títere.

Los cuestionamientos hacia Cuauhtémoc Blanco continúan con las acusaciones del domicilio del ex jugador, al presentar un comprobante de domicilio de una de las zonas más exclusivas de la ciudad pero que con suficientes pruebas se ha sustentado que nadie lo conoce ¿?, y para seguir con los ya altos estándares de “transparencia”, buenas costumbres, pero sobre todo honestidad, pues resulta que la casa pertenece a uno de los hermanos Yáñez, sin embargo, en este país no sucede nada y no seguirá sucediendo nada, dado que tomó posesión de su nuevo cargo el 1 de enero del presente año.

La última y por la cual se desató la gran controversia y por la que se derivó el conflicto con el gobierno estatal, fue la renuencia de admitir el Mando Único como órgano o dependencia de seguridad pública dados los altos estándares de violencia, criminalidad y por supuesto donde involucran a células del crimen organizado (Los Rojos y Guerreros Unidos), la justificación era que la “población” había dicho que no lo deseaban por que vivían en un “paraíso”, ¡vaya a usted a saber quién le dijo eso!

Pareciera que como sucede en el gobierno federal, aquí hay un tercero que le dice al oído (y no estoy hablando de las mariposas o pajaritos que pudiera haber en esa hermosa ciudad) que es lo que debe o no hacer, cuándo, dónde, en qué momento, situación y demás… pero resulta que tal vez lo que busca es protección a toda costa, porque resulta que el día de ayer que “siempre si” entra el Mando Único, perooo, con la siguiente condición, el flamante gobernador solicitó “protección personal del ejército 24 horas del día”, tal vez no se necesita ser un genio para deducir que algo sabe, algo conoce o a alguien conoce, pero sobre todo el miedo “no anda en burro”; independientemente de lo anterior lo importante es hacer notar que no es lo mismo ser una vedette del espectáculo del soccer mexicano, estar relacionado con “estrellas” de la farándula, que saber gobernar, dirigir, entender todo el extracto de sólo un municipio y que se debe denunciar y llevar a cabo una averiguación de lo que realmente sucede en los municipios donde las riendas las toman unos “dueños” de partidos que son mantenidos por nuestros impuestos.

Comenta en el recuadro