¿Tenemos alguna idea de cuántas veces nos han contado historias sobre acosadores? Veamos, en Love, actually (2004, dir. Richard Curtis) Mark graba el vídeo de la boda de Peter, su mejor amigo, y Juliet, de quien está enamorado, solo enfocado en ella; más tarde se aparece en casa de estos, a escondidas de Peter, para declararle su amor a Juliet. En Crazy Stupid Love (2012, dir. Glenn Ficarra y John Requa) Carl espía a su esposa mientras están separados. En Crepúsculo (2008, dir. Catherine Hardwicke) Edward entra a la habitación de Bella sin su consentimiento. En Cincuenta Sombras de Grey (2015, dir. Sam Taylor-Johnson) Christian literalmente sigue a Ana a todas partes. En Gossip Girl (2007-2012) Dan Humphrey divulgó la vida de los otros en su blog sin sus consentimientos. Entonces, la serie ‘YOU’ (disponible en Netflix) no es la primera historia sobre acosadores pero sí es la primera que no romantiza tales acciones.

¿De qué trata la serie ‘YOU’?

«YOU» está basada en la novela homónima de Caroline Kepnes; y narra la historia de Joe Goldberg (Penn Badgley) , el joven gerente de una pequeña librería en Nueva York que un día conoce a Beck (Elizabeth Lail), una cliente, y se obsesiona con ella. Literalmente. Joe se vale de las redes sociales para inmiscuirse en la vida de Beck, su grupo de amigas, sus relaciones personales, sus aspiraciones a futuros. Todo.

Acoso es acoso y no, no tiene nada de romántico

Si analizamos YOU con la cabeza fría podemos darnos cuenta que esta historia no tiene nada de original: el chico conoce a la chica, se enamora perdidamente de ella al punto de matar (figurativa y metafóricamente hablando) para ganarse su amor. E. L. James se convirtió en multimillonaria tras crear una trilogía sustentada en esta idea. El detalle es que YOU muestra la otra cara de la moneda; una más despiadada y menos romántica pero, digamos, más orgánica. Nadie en su sano juicio espía a otra persona. Sí, todos aunque sea una vez hemos stalkeado las redes sociales de otra persona; pero de allí a averiguar que hace y que no, con quien sale, con quien habla y sobre qué habla hay una larga línea que Joe cruza activando las alarmas de que nada de lo que hace está bien, ni siquiera justificándose con el presunto amor hacia Beck.

Por suerte y a pesar de lo sórdido que podría resultar la trama, YOU maneja un tono agridulce. Por bastos momentos se inclina al humor, muy negro obviamente, y retrata temas como la obsesión, la adicción a las redes sociales (y el postureo) junto a sus riesgos desde una perspectiva irónica. Y de cierto modo se convierten en enseñanzas aunque a la mala. YOU disfruta retratar a sus personajes con dualidad: todos creen ser algo completamente a lo diferente que son. Y sí, la serie en sus diez episodios sabe muy bien como desarrollar a los personajes y ubicarlos estratégicamente para que la historia pueda avanzar.

Es extraño ver personajes tridimensionales en historias de este tipo pero lo son. En YOU las cosas no son sólo blanco y negro. Vale, pueden que las amigas de Beck representen todo lo que está mal en la juventud actual (viven en su propia burbuja inmersas en el mundo 2.0) pero los protagonistas tienen mucho que aportar. Beck no es la típica damisela inocente en apuros, de hecho está llena de defectos, de mentiras y de inseguridades; sirve para plasmar que no importa como sea la conducta de la víctima bajo ninguna circunstancia es la víctima. Mientras que Joe no es el típico villano de películas. Joe es un psicópata, es decir, un enfermo mental y como todo enfermo tiene lógica que pueda hacer cosas tanto buenas como malas es por eso que le vemos ayudar genuinamente a su vecino Paco, un niño proveniente de un hogar inestable. Tal vez Joe siendo consciente de quien realmente es teme a que Paco tenga una vida como él y por ello busca ayudarlo. Pero esas son suposiciones que la historia nos permite hacer.

YOU es astuta y entretenida

Es curioso mencionar Gossip Girl como referente para comparar las intenciones de la historia ya que además del lugar de ambientación y el protagonista, tiene otras cosas en común como el recurso de una voz narrativa en primera persona. La mayoría de los hechos son narrados a través del lente de Joe, dotando de profundidad a su personaje puesto que conocemos directamente de él sus motivaciones; por momentos estratégicos también tenemos la perspectiva de ella. YOU se vale del recurso inteligentemente ya que no es sobreexplicativo, al contrario, ayuda a definir la personalidad del protagonista mientras agrega cierta sorna a la narración.

Es que conjugando el humor negro y las recriminaciones que nos hace la historia sobre lo mal que estamos como sociedad; resulta muy entretenido. Porque a todo esto le sumamos una buena dosis de suspenso (cuyos motivos me reservo para no hacer spoilers) que va en aumento a medida que pasan los capítulos. Además, YOU cuenta con un montaje dinámico que calza a la perfección con lo que nos están narrando; y así aprovecha para colarnos detalles que al final resultan imprescindibles para ponerle el broche final a la historia. Otro punto a favor son las locaciones. Toda historia ambientada en Nueva York es automáticamente mejor serie (excepto Glee pero eso es otra cosa).

Como atributos de YOU vale la pena mencionar a sus actores. Elizabeth Lail que ya había tenido una breve aparición en Once upon a time como Anna de Frozen, resulta ser una revelación; igualmente el actor infantil Luca Padovan que le da vida al introvertido Paco. Por su parte John Stamos tiene una participación clave. Aunque son Shay Mitchell (Pretty Little Lies) y Penn Badgley (Gossip Girl) quienes se adueñan del show. Ella juega un poco con su bis cómica; como Peach (sí, se llama melocotón) la amiga manipuladora, controladora de Beck y drama Queen; y él trae a la vida a Joe consiguiendo ser encantador y completamente perturbador a partes iguales.

La serie tiene todos los componentes necesarios para atrapar a una audiencia hambrienta de un buen thriller con giros inesperados. Hay espacio para teorizar y meditar sobre el pasado de Joe y considerar su próximo movimiento o al menos los motivos que le llevan a esto. Después del primer episodio, el thriller mete a los espectadores en un significativo suspenso, que luego conduce al próximo episodio que ofrece las respuesta; y vuelve a plantear nuevas interrogantes.

Los fanáticos de la televisión que extrañan la profundidad impulsada por el personaje mítico de Bates Motel, Norman Bates, y los dramáticos giros proporcionados por Gossip Girl no carecen de razones para disfrutar de la nueva serie. El programa aborda las redes sociales y el nuevo sistema de citas en línea, entre otros temas contundentes. Y lo hace entretejiéndolo en una historia que se apodera de un diálogo que tiene un gran impacto.

YOU no se conforma con ser una serie más del montón; se desmarca narrando una historia no de amor sino de obsesión pero aligera la voracidad del tema con un humor negro y una narrativa astuta a través de la voz en off en primera persona. Para ello cuenta con Penn Badgley en estado de gracia en la que es la mejor interpretación de su carrera por ahora. Apenas cuenta con diez episodios, disponible para ver en Netflix y renovada para una segunda temporada. No hay nada que perder si te dispones a ver YOU.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre