InicioENTRETENIMIENTOCrítica de Cruella (2021) Emma Stone deleita en esta...

Crítica de Cruella (2021) Emma Stone deleita en esta fastuosa adaptación

Cuando se dio a conocer oficialmente que Disney estaba preparando una adaptación live-action sobre una de las villanas más icónicas del cine animado, se activaron todas las alarmas. El único antecedente hasta ese momento era el inexplicable éxito en taquilla de la fallida Maléfica (2014, dir. Robert Stromberg), una cinta que victimizó al personaje para poder justificar su maldad y se perdió en su puesta en escena olvidándose de brindar una historia sólida. Sin embargo, Cruella, incluso antes de su estreno, tenía más puntos a su favor: dos buenos guionistas, un buen director y el carisma (y buen ojo para elegir sus proyectos) de Emma Stone ¿qué podría salir mal? En esta crítica de Cruella, contamos exactamente eso: los aciertos de una película que cumple pero no trasciende.

Su primer tráiler se desligaba por completo del estilo de otros live-action de Disney: no buscaba cortar y pegar el estilo de la película original (El Rey León, La Bella y la Bestia); tampoco se perdía entre tanto CGI (El Libro de la Selva, Maléfica). El tráiler iba realmente sobre Cruella antes de ser Cruella; permitía pensar que en efecto estaríamos frente a una reinvención del personaje. De hecho, las comparaciones -que nunca faltan en las redes sociales- se inclinaron más hacia Harley Quinn (una sociopata en potencia) y no a Maléfica (la única película live-action de Disney centrada en un villano). Pero ¿estábamos en lo correcto?

Sinopsis Cruella

Ambientada en la ciudad de Londres, en la década de 1970 con la revolución del punk rock en auge, una joven inteligente y creativa, llamada Estella (Emma Stone), está decidida a hacerse un nombre con sus diseños. Esta se hace amiga de un par de jóvenes ladrones y juntos se planean construir una vida para ellos mismos en las calles de Londres.

Es así como un día, el estilo peculiar de Estella llama la atención de la baronesa von Hellman (Emma Thompson), una leyenda de la moda. Pero su relación pone en marcha un curso de acontecimientos y revelaciones que harán que Estella abrace su lado más perverso y se convierta en la Cruella fastuosa pero también vengativa y facinerosa que todos conocemos.

Disney, deja de humanizar a los villanos

«Hay hombres que simplementen quieren ver arder el mundo» le recordaba Michael Caine como Alfred a Christian Bale en la piel de Batman en la maravillosa película de  El Caballero de la noche. Y eso es completamente cierto. Pero Disney (y todos los grandes estudios que se han dado a la tarea de contar las historias de los villanos) lo han olvidado, tal como Vanity Fair lo explica en un artículo.

Emma Stone, tal como lo hizo en La Favorita, vuelve a interpretar a una joven audaz e interesada que se vale de su propia inteligencia y artimañas para conseguir lo que quiere. El hecho de que los guionistas de Cruella sean Dana Fox (creadora de Home Before Dark, el mejor thriller de crimen de Apple TV+ hasta la fecha) y Tony McNamara (precisamente co-guionista de La Favorita), y que su director fuese Craig Gillespie (responsable de la brillante I, Tonya), nos hizo pensar que tal vez Cruella tomaría un camino más truclento y atroz. Después de todo es la historia de los inicios de una señora que años después desearía matar 101 dálmatas para hacerse un abrigo de sus pieles. Pero no, Disney cae en el error de justificar las acciones de personaje; y se toma la molestia de contar la historia desde la perspectiva de Estella/Cruella de Vil  solo para hacernos saber que antes de ser mala (muy mala), Cruella también fue víctima de una señora y más perversa que ella.

Ese es precisamente el gran pero de la película. La historia (de una sociopata que mata animales inocentes para su propio beneficio) que tiene muchos elementos con los que jugar, se vuelve genérica humanizando sus acciones. Y sí, aunque es entretenida y tiene mucho humor y líneas de empoderamiento femenino, no trasciende. De hecho da la sensación de que al ser tan formulaica, esta historia podría ser la misma de Maléfica o cualquier otra villana de la que estén planeando un futuro live-action: una chica buena que tras ser vilipendiada por alguien más busca venganza y descubre que ser mala no es tan malo después de todo.

Es por eso que si en un par de años seguimos hablando de la película de Cruella 2021 (lo dudo) lo haremos no para hablar de su historia sino de su diseño (tanto de producción como de vestuario) que es su más grande acierto.

Cruella hace el mal pero viste bien

Aplausos a la iniciativa de la película de homenajear la alta costura de los setenta (honestamente, después de esta década la moda no ha sudo la misma), mientras convierte al vestuario en un elemento narrativo sobre el ascenso al poder de Cruella.

Después de dos décadas dominando el gusto del público, el rock and roll finalmente cedió una porción de la cima para compartir la preferencia del público con la cultura punk cuyo auge se vivió en los setenta y esto se aplica inteligentemente a la identidad de Cruella, especialmente con su guardarropa. Hace que toda la escena punk cobre vida siempre con su estilo característico en blanco y negro que combina con su espíritu rebelde y energía anarquista. Jenny Beavan hace un trabajo brillante al ahondar en el mundo de la moda de una manera que eleva la calidad general de la película.

Esto también se aplica al diseño de producción, que hace un gran trabajo al establecer la diferencias de clases entre Estella y sus amigos Horace y Jasper, y el estilo de vida lujoso que lleva la baronesa von Hellman. El director Craig Gillespie muestra con orgullo la moda de Londres y, a pesar del aspecto sombrío y grisáceo de la fotografía a manos de Nicolas Karakatsanis, ofrece un toque de color exuberante que le da a la película una vibra más viva.

La música es otro acertado guiño a la década de los 70 con piezas de bandas y cantantes que definieron la música en aquellos años. Bee Gees y The Doors son de los más reconocibles.

Emma Stone y Emma Thompson a por todas

Emma Stone hace uso de su principal artilugio como actriz: su carisma. Stone captura brillantemente el encanto malévolo y astuto de Cruella de Vil. Pero también hay un sutil destello de vulnerabilidad que haces que empatices con ella por momentos. Y luego está Emma Thompson igualando a Stone paso a paso. A Thompson se le dan tantas buenas líneas que ofrece la mezcla perfecta de sorna y comedia. Su baronesa de corazón negro es tan divertida como insoportable. Pero las Emma no están solas, tanto Stone como Thompson cuentan con la ayuda de excelentes actuaciones de interpretes secundarios.

¿Esperaba más de la película? Sí, pero la película de Cruella es entretenida pese a superar las dos horas de duración. Llena su tiempo de ejecución con grandes estrellas, una fabulosa estética londinense de los años 70 y música espectacular a cada paso. No es una exageración decir que tanto Stone como Thompson merecen nominaciones al Oscar por darnos dos personajes retorcidos y entretenidos. Pero el premio debería ser para ese vestuario maravilloso, probablemente el único elemento que perdurará de la película.

Nela Mach
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Recientes

Ideas de regalos para el Día del Padre (únicas y prácticas)

Al igual que el Día de la Madre, el Día del Padre debería ser todos los días. No debemos...

Frases para enviar el Día del Padre por WhatsApp y Facebook

Todos disfrutamos celebrar el día de las madres. Ahora es el turno de ellos, el día del padre 2021...

Mejor compañía celular México 2021 Pillofon, Telcel, Diri, Movistar y AT&T

Reconocer cuál es la mejor compañía celular México 2021  puede ser una decisión difícil de tomar. En su mayor parte, todas...