A todas nos ha pasado. Terminas una relación por equis razón y de pronto te encuentras todo el día pensando en tu ex. Ya dejaste de llorar, ya dejaste de comer helado como loca y ahora toca seguir tu vida sin él. Sin embargo, hay errores monstruosos y muy comunes que no debes cometer, pues sólo te dañarán más y además, te dejarán como la exnovia ardida que quizá eres (todas lo somos en algún momento), pero nadie debería saberlo.

1.- Ventanear a tu ex.

Créeme cuando te digo que a NADIE le interesa si lo tiene chiquito, si le huelen los pies, si secretamente en su cuarto tiene un osito cariñosito. Exponer cosas privadas de tu ex a modo de venganza por lo que sea que haya pasado entre ustedes, sólo te hará quedar como una loca ardida. Incluso si te fue infiel o los problemas que hayan llevado a que su relación terminara, es algo que ocurrió entre ustedes dos y nadie más tiene porqué enterarse.

2.- Acosar a la familia / amigos.

Te llevabas muy bien con su familia y sus amigos, crees que eso no tiene que cambiar. ERROR. La primera razón por la que les agradaste, era la relación con él. No importa que tan bien te hayan tratado o se hayan llevado, si la relación con él terminó, también con ellos. Primero, porque sería incómodo para ellos y para ti que él surgiera en una conversación y segundo, porque eso no va a ayudar en nada a que tú sigas con tu vida. Si ellos te saludan o hablan, está bien, no hay que ser maleducada, pero si tú los buscas a ellos, sería en parte no querer dejarlo ir a él también.

3.- “Ayudar” a tu ex.

Llamarlo con el pretexto de ayudarlo a conseguir un trabajo, un mejor puesto, o algo que a él le convenga, es sólo eso, un pretexto. Tú y yo sabemos que en realidad sólo quieres que siga en tu vida y, de nuevo, eso no le va a ayudar a nadie, mucho menos a ti.

4.- Insultar o despotricar sobre su nueva novia.

Puede ser un desahogo, una forma de liberar tu ira. Obviamente te lastima que esté con alguien más, sobre todo si aún tienes sentimientos hacia él, pero debes pensarlo detenidamente. No es culpa de ella que él se haya enamorado ni que haya dejado de quererte. Y si él está siguiendo con su vida, es obvio que ya no te quiere. Insultarla, hablar mal de ella, decir que es menos que tú, no va a hacer que la deje, y a ti, te hará quedar como una persona inmadura y rencorosa. Además, cosas como poner su número en una red social y pedir que otros la insulten, puede traerte consecuencias más graves, una demanda, por ejemplo.

5.- Llamarlo desesperada pidiendo que vuelvan.

Éste es el más horrible error que puedes cometer. Odio decirlo, pero si terminaron, fue por una razón. Quizá en éste momento no la recuerdes, porque eran geniales juntos, pero esa razón existe y sigue ahí. Si él llegara a aceptar y vuelve contigo, esa razón va a hacer que, sin duda, vuelvan a terminar, y quizá peor que la primera vez, arriesgándote a quedar más lastimada y hasta odiando a la otra persona y a ti por no haber pensado las cosas mejor.

 

Todas las relaciones duelen cuando llegan a su fin, pero hay que aprender que es parte del crecimiento y aprendizaje que debemos tener en la vida. Todas sufrimos, lloramos, nos enojamos. Pero pensar las verdaderas razones por las que nos encontramos en esa situación, te hace crecer y convertirte en una mejor persona. Deja que te duela, el dolor te hace más fuerte, pero no cometas estos errores que, al final, sólo te causarán más dolor, además de dejarte en ridículo.

2 Comentarios

Comenta en el recuadro