Sólo hay una animal que compite con la popularidad de los perros como mascotas, y sin duda está en su momento: Los gatos están de moda y sin duda, cada día más gente se deja seducir por el ronroneo de un minino. ¿Por qué son tan solicitados hoy en día? ¿Qué tienen de particular estos amigos peludos?

Si bien estos félidos han convivido con el hombre desde tiempos tan remotos como los del antiguo Egipto, lo cierto es que su domesticación “formal” comenzó hace apenas un siglo con la crianza de ciertas razas. El gato doméstico común (Felis Silvestris Catus) es una subespecie muy cercana genéticamente a los gatos silvestres de medio oriente y África. Son híbridos principalmente y las razas que conocemos son en su mayoría creadas por el hombre.

Aunque se adaptan muy bien a vivir con el hombre, lo cierto es que es un animal que poco se ha domesticado. Resulta fascinante observarlos mientras exploran en un jardín o se alistan para cazar.

Son animales muy cariñosos, graciosos y juguetones. Contrario a lo opinión generalizada son animales muy sociables, aunque también dependerá de la personalidad de cada gato.

Son animales limpios, independientes, que requieren en realidad sólo algunos cuidados muy básicos.

¿Pero qué hay de las personas que prefieren los gatos? Echémosle un ojo a los ailurofilicos (aficionados a los gatos)…

Siempre ha existido cierto cliché sobre las personas que tienen gatos: en la edad media se decía que eran animales que obedecían a fuerzas demoníacas y sólo brujas y hechiceros convivían con ellos.

Hasta hace relativamente poco tiempo se decía que eran para solterones. Incluso hace unos días platicando con amigos decían que los gatos son para personas deprimidas y con baja autoestima.

Lo cierto es que cualquier persona puede encariñarse con un gatito. De hecho los dueños de gatos son personas que tienden ser más empáticos, sensibles, abiertos de mente, alegres, manejan mejor su estrés, son más independientes y sociables que personas sin mascotas.

Médicamente, presentan menos padecimientos relacionados al estrés como ataques al corazón o derrame cerebral.

Los gatos son además excelentes animales de compañía para personas que pasan por un episodio depresivo; se ha comprobado que ayudan a superar el sentimiento de rechazo. Médicamente se han utilizado en el acompañamiento de personas con Alzheimer y pacientes autistas.

Ayudan al desarrollo del sistema inmunológico de los niños; lo que ayuda a prevenir algunos tipos de alergia y asma.

 

cat-black-and-white-photography-20

 

Y tú ¿eres un cat lover? ¡Cuéntanos todo sobre tu gato!

COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

Comenta en el recuadro