Ayer fue el final de una serie llena de éxito que empezó en el 2008 de origen estadounidense, ésta serie llenó de drama y emoción nuestros hogares gracias a sus buenos actores, su guión y la temática tan actual que manejó.
Las series estadounidenses han llenado las expectativas de un público que se ha vuelto exigente en lo que concierne a contenidos televisivos. Breaking Bad ha sido considerada  una serie realmente polémica, por su temática sobre la fabricación, distribución y consumo de la droga, en este caso la metanfetamina.

La serie se trata de la vida de un genio químico (Walter White) de edad adulta que no ha llevado una vida satisfactoria, tiene familia, amigos, pero su vida no fue tan emocionante como le hubiera gustado que fuera, eso aunado a la falta de dinero que enfrenta la familia en esos momentos y a un cáncer de pulmón que lo sentencia a morir, hacen la mezcla perfecta para que decida buscar desesperadamente un cambio y, en su afán de proteger a los suyos económicamente después de su muerte, decide hacer dinero lo más pronto posible por medio de la producción de metanfetamina, junto con un ex-alumno hace un pequeño laboratorio y empiezan sus aventuras en el mundo de la mafia. De eso se trata brevemente la serie, la forma en la que te mantiene atento y se hace adictiva es admirable, ya que pocas series producen tal efecto, además junta a espectadores de varias edades y géneros, haciendo reflexionar sobre un tema muy problemático.

Algunas cosas que la serie me deja es que la cantidad de dinero que de la fabricación de drogas es increíble y más inaudito la cantidad de consumidores que hay. Es entendible que nunca legalicen la droga en su totalidad porque ya no sería el negociazo que es ahora, además, es importante señalar que por desgracia los consumidores estarán en aumento, ya que los vacíos existenciales y problemas en general, son asuntos “curados” por un momento por estas sustancias, es como parte de la degeneración de la existencia humana, algo que ya no se acabará.

Otra reflexión que me quedó es ver como una personas puede ser una cosa toda su vida sin estar agusto de lo que se es, tristemente influenciada o manipulada por el medio que lo obliga a cumplir por una serie de moralismos que muchas veces no llenan en realidad, a veces hay algo más allá que ser nada más “bueno”, todo seria mejor si se es lo que realmente se quiere ser y no lo que la sociedad quiere que seamos. Creo que eso simplificaría mucho toda la problemática que existe en el mundo y no habría tantos casos de depresión, ansiedad, angustia, etc. Es necesario aceptar lo que somos, a veces nos toca ser malos, a veces buenos, otras ocasiones escalón de alguien más, comodines o simplemente neutrales.

Otra cosa que me llevo de la serie es ver como el destino actúa y te va preparando para un papel que tienes que desempeñar en la tierra, desde que naces, ya la situaciones se van alineando para que ejerzas tu labor, al final sólo se forma parte de una buena historia que deja mucho aprendizaje

Y por último lo que me llamó la atención es la forma en que el crimen actúa, de forma normal silenciosa, caras vemos criminales no sabemos y así es como la vida transcurre, drama tras drama.

Por si no han visto la serie, los invito a verla por Neftlix desde la primera temporada, es genial a mi parecer, incluso la han catalogado como de las mejores series de la historia, Breaking Bad llegó para quedarse.

Comenta en el recuadro