Leí en un medio electrónico un artículo de Sanjuana Martínez titulado “Un presidente ignorante”, en el cual la periodista cuestionaba si los garrafales errores discursivos del presidente son pifias, ignorancia o enfermedad.

La columnista enlista las diferentes ocasiones en que el presidente ha cambiado de nombre a estados, a alcaldes y confundido capitales. Justificándose en una excusa infantil: hasta el presidente se equivoca.

Lo que ella cuestiona y pone sobre la mesa es el hecho de que si estas “equivocaciones” son resultado de la ignorancia de temas meramente de cultura general, es asunto de interés público y por lo tanto debería darse a conocer el perfil académico del mandatario: qué escuelas expidieron sus certificados y títulos, en qué periodos, qué calificaciones obtuvo.

Si por el contrario esta conducta fuera resultado de un trastorno o déficit mental, la capacidad de dirigir del presidente como tema de interés público y crítico para el buen funcionamiento de la maquinaria del poder, Presidencia debería aclarar y hacer del conocimiento de la población si esto se trata de un asunto de percepción o no. La Contraloría y el Congreso deberían también tomar cartas en el asunto.

No es la primera vez que se cuestiona la sanidad mental de un presidente; recordemos que salió a la luz pública el uso que Vicente Fox hacía de un medicamento (Prozac) para el tratamiento del estrés y la depresión. O cuando se cuestionó el alcoholismo de Felipe Calderón, padecimientos que deberían ser incapacitantes para el servicio público.

Ambos casos fueron dados a conocer por la revista Proceso en su momento. En el último caso, el del expresidente Calderón, la periodista Carmen Aristegui lo debatió en su espacio informativo, con el consecuente escándalo mediático.

Nuevamente una nota de la revista mencionada fue comentada por la periodista condecorada por el gobierno francés con la medalla de la legión de honor y ha llamado nuevamente la atención en redes sociales y noticieros.

La nota da a conocer el uso de helicópteros propiedad del Estado de México en la producción del programa de Laura Bozzo montando un rescate en uno de los municipios guerrerenses afectados por el huracán Manuel.

La conductora de Talk Show vocifera y reta a Aristegui a confrontarse públicamente.

Lo cierto, y lo que debería llamar nuestra atención es ¿por qué el gobierno del Estado de México pone a disposición de la empresa Televisa recursos para montar un show televisivo?

Ni hablar de la calidad de los contenidos del programa televisivo, merece un análisis aparte, ¿por qué la televisión mexicana tiene en su programación ese tipo de espectáculos donde las miserias de la sociedad son expuestas y morbosamente explotadas?

México, al borde del colapso social y la recesión debería de voltear la mirada a los asuntos que importan y darle una patada a esa extranjera perniciosa y a la empresa que la tiene al aire apagando los televisores.

COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

4 Comentarios

  1. haber, si entendi no defiendo ni a fox, ni a calderon mucho menos a peña nieto, pero hay alguna ley que impida que los presidentes, no puedan tomar algun medicamento, por padecimientos depresivos u alguna enfermedad,,
    ilustrame porque ya me perdi

    • En efecto, en términos legales “incapaz” se refiere a una persona por cuestión de salud (entiéndase enfermedades o adicciones) no es apta para el ejercicio de sus plenos derechos, entre ellos el ejercicio de la función pública. Para eso legalmente se le debe declarar incapaz, cosas que los titiriteros que mueven a la marioneta nunca harían.

  2. Mike, la razon por la cual televisa emplea a Laura es muy simple, atonta a las masas con un programa que lejos de educarlos los entorpece, al hacer esto la gente se distrae de los verdaderos problemas y deja al gobierno en paz. Laura es experta en hacer este tipo de cosas, por algo nunca la han querido en su pais, lo triste es que seamos tan tontos que le permitimos estar, y mas triste que todo sea negocio.

Comenta en el recuadro