Amor en tiempos de bugas

 

¿Cómo le digo a mi amigo / amiga buga que lo/ la amo?

Buga: dícese de esa persona heterosexual

Entiendo, es muy complicado a veces pero pasa. Siendo heterosexual de mente abierta es normal tener amigos homosexuales, son personas al igual que cualquiera y su orientación sexual no es impedimento para ofrecer amistad y pasarla bien (fuera del contexto sexual). Pero ¿qué ocurre si siendo homosexual me enamoro de mi amigo/amiga buga?

Normal, pasas mucho tiempo con una persona, existe contacto físico (entiéndase abrazos y eso, nada sexual), pláticas, confianza y todo eso lindo que se da en la amistad. Y claro, es quien te consuela cuando tienes rompimientos y te sube el ánimo con palabras bonitas así que es lógico que empiecen a surgir sentimientos; pero como en todas las historias existe un problema ¡ES BUGA!

En primer lugar, debemos respetar los gustos de cada persona, si es hetero, es hetero y punto;  ok sí, es verdad que muchos son heteroflexibles y a veces su confusión mental les hace tener aventurillas bicuriosas en algunas ocasiones o no falta aquella persona que en la fiesta «anda chida» y sale a flote su lado homoconfuso, pero son excepciones no regla.

Puede que sí, que sí exista gente hetero que después de conocer y tratar con un homosexual cierto tiempo empiece a sentir algo. Que empiece a ver a ese amigo o amiga de otra manera y llegue a darse una relación. No digo que no, es la ley de los tazos, a veces tus atenciones, coqueteos y esfuerzo dan resultados y ese buga amor de tu vida «se voltea» y tú estás ahí para presenciar su gloriosa «salida del clóset» y ser su primera pareja homosexual.

Ley de los tazos: Si lo volteas te lo quedas.

No siempre pasa así, a veces esa declaración de amor por medio de una carta, mensaje o ya con ganas frente a frente no sale como lo planeaste en tu mente y esa persona no reacciona como es esperado. No siempre se gana, los amores no correspondidos pasan hasta en las mejores amistades. Existen esos momentos donde de la friendzone no pasamos y no queda más que aceptarlo, resignarse y seguir con la amistad, ese o esa mejor amigo (a) homosexual que tan bien le cae al buga.  Simple.

Como en todo estimados (as) ser homosexual o hetero o transexual o bisexual o cualquiera que sea el caso, la respuesta es la misma, no siempre podemos enamorarnos de quien se va a enamorar de nosotros. Así que valora, ¿crees realmente que tienes esperanzas? ¿Ese/esa amigo (a) buga te ha dado señales de que puede pasar algo entre ustedes? Analiza si vale la pena arriesgarse a declarar tu amor a esa persona que no tiene ni tu orientación ni puede corresponder a tus sentimientos. No esperes que tu mejor amigo o mejor amiga buga se aviente a tus brazos cuando le confieses tu amor pero si es verdadera su amistad seguramente te ayudará a superarlo y te animará a que conozcas a la persona adecuada para ti.

Finalmente pido RESPETO, cada quien tiene derecho a sentirse atraído por quien mejor le parezca y si ese alguien no eres tú llegará la persona indicada, paciencia pequeño (a) saltamontes. Si ya te dijo que no, no insistas, sus gustos no van a cambiar sólo porque tú insistas, acepta si él / ella no siente lo mismo por ti. Suerte.

MsIpRamz
MsIpRamz
Psicóloga, comunicologa, escritora de microcuentos y otros debrayes, consejera, twittera y algo geek (dicen por ahí).

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Entrevista a Rannelly Aguiar, autora de ‘La Decisión de Zoe’: “Las mujeres somos grandes en la literatura”

Solo hace falta entrar a Instagram y buscar la etiqueta Bookstagram para descubrir un mundo completamente diferente. Un mundo ideal. Un mundo que gira...

¿Qué es una bichectomía? Todo lo que debes saber

¿Sabes qué es una bichectomía? La bichectomía es un tipo de cirugía estética de las mejillas que se utiliza para hacer que las líneas faciales...

Por qué Jenny Han es la autora del momento

En la literatura contemporánea, solo un selecto grupo de autores se han vuelto tan famosos como sus propias novelas. Stephen King inició el camino...