¿Realmente crees que no trabajar ni estudiar es la gran vida? ¡Pues no! Tirar hueva todo el día no es nada grato y no sólo te afecta a ti, sino a toda tu familia e incluso a la economía de tu país (aunque se escuche muy trágico). En América latina hay más Ninis (Ni estudian ni trabajan) que en cualquier otra parte del mundo.

Son muchas las causas por las que alguien puede ser Nini, desde extrema pobreza para no poder estudiar o simplemente desidia. Pero tú que estás leyendo esto seguro tienes los recursos suficientes para estudiar y/o trabajar, ¡haz algo con tu vida y no seas un Nini. Si por el momento te encuentras desempleado o tuviste que dejar la escuela hay cinco tips que puedes seguir para no caer en este mal:

1.- No pierdas de vista tus objetivos.

No creo que tu sueño sea ser un haragán de por vida ¿o sí? (si es así debes buscar terapia urgente, esto no es normal y lincharte lamentablemente es ilegal) . Seguramente sueñas con tener tu propia empresa o con desarrollar un oficio o profesión que te gusta. Si por el momento no tienes recursos para estudiar o poner un negocio propio, haz algo pequeño pero relacionado con lo que te gustaría ser. Por ejemplo: Si quieres perfeccionar tu inglés en el extranjero comienza dando pasantías a personas que no entienden nada sobre este idioma. Al modo freelance, puedes sacar mucho provecho y ganancias.

2.- Aprovecha y organiza cada día.

Haz un calendario con tus metas laborales. Si quieres conseguir un trabajo en específico en septiembre, dedícate una semana de julio a tomar cursos básicos para colocarlos en tu currículum; en agosto redacta un currículum impecable y el mes que entra ya ve por lo que quieres.

3.- Adquiere competencias.

Hay cursos, diplomados y talleres por doquier, de todos los precios y de todas las modalidades, seguramente habrá alguno que te interese, no olvides que todos formarán parte de tu currículum o te ayudarán a aprender un nuevo oficio.

 

 

 

4.- Analiza a tus conocidos.

Seguramente conoces a alguien con una empresa por muy pequeña que sea, si tú no, al menos tus padres o parientes sí, con esto la posibilidad de encontrar oportunidades estará por las nubes (si, si te estoy diciendo que uses tus palancas; pero es por tu bien)

5.- ¡No te rindas!

Si no pudiste entrar a la empresa o universidad que querías siempre habrá otras opciones. No te quedes en casa viendo cómo crece el pasto; ve a otras empresas o vuelve a presentar el exámen de admisión en la universidad que quieres. La vida está llena de retos y todos serán difíciles pero de ti depende salir victorioso ¡Ánimo!

Estos son mis cinco tips para dejar de ser un Nini ¿Qué aconsejarías tú?

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

Comenta en el recuadro