Fin de semana, si saber qué hacer y con un clima lluvioso que no hace apetecible salir, lo arregla una película. Es por eso que cada sábado haré una recomendación, desde mi punto de vista, de películas que me parece interesantes y recomiendo.

Hard Candy es un film de suspenso muy entretenido, hecho en Estados Unidos en el 2005.

La trama es interesante e, incluso, muy conveniente a lo que se vive en nuestros tiempos, ya que trata básicamente temas como la tecnología, adolescencia,  las relaciones “modernas” y la forma en que gente degenerada busca presas vía chat.

Puede parecer un poco ficticia la forma en cómo se desarrolla la historia, pero no está mal, las películas no se hicieron para contar verdades sino para entretener, se cumple con el objetivo de distraer al público y mantenerlo al filo de donde se esté sentado.

Maneja un lenguaje un poco crudo y salvaje en todo momento, pero cada instante mantiene atenta a la audiencia y se va apreciando  como cada giro que se da en la historia parece mejor que el anterior, mostrando así lo lógico del asunto, que es que un buen guión hace una buena película.

El director es David Slade y guionista Brian Nelson. Además, no se puede perder de vista las actuaciones de los protagonistas que son: Ellen Page y  Patrick Wilson, sus interpretaciones son buenas, ya que hacen ver muy real lo que pasa.

Cabe destacar que el presupuesto para su realización fue algo sencillo  y el resultado de la recaudación realmente satisfactorio.

En lo personal no me gusta cuando cambian los títulos al español;  como dato adicional este film fue nombrado en México “Niña Mala” y en Venezuela “Dulce Venganza”.

Así que si se quieren despejar el sábado en la tarde y disfrutar de algo dramático y entretenido, les dejo esta opción, juzguen ustedes mismos.


 Imagen: Propiedad de Lionsgate.

 

Comenta en el recuadro