Viví mi adolescencia en los noventa; siempre he dicho que no me pudo tocar un mejor momento para disfrutar esa etapa; me gustaba escuchar bandas como Blur, Pulp y Oasis que estaban en su apogeo. Me gustaba la moda grunge; y las chicas tomaban las guitarras y subían a cantar.

Los jóvenes de esa época vivíamos una libertad que resultaba escandalosa a nuestros padres; que vivieron el movimiento hippie, el huelga estudiantil del 68, Avandaro y el Halconazo del 71.

La novela “Trainspotting” de  Irvine Welsh fue llevada con éxito a la pantalla grande; Bret Easton Ellis publico “American Phsyco”, y casi al finalizar la década “Fight Club” de Chuck Palahniuk llegó a la pantalla grande.

Puedo seguir mi letanía del porque los noventas fueron maravillosos; sin embargo,  no todo es miel sobre hojuelas, y hubo películas, libros, celebridades que pusieron el frijolito en el arroz. A continuación mi top 10 de las cosas que odio de los noventas.

  1. Friends. Sí, esta ha sido una de las series más exitosas de la televisión a nivel global. Este sitcom que comenzó transmisiones en 1994 y duró 10 años al aire logro una audiencia de 29.4 millones de televidentes durante la segunda temporada, impensable para la época. La serie trata de los enredos y amoríos de 6 amigos que viven en Nueva York comportándose de manera inmadura y colocándose en situaciones ridículas…
  2. Las boy bands. En los ochentas fueron los New Kids On the Block en Estados Unidos; Take That la versión Inglesa; en México surgió Magneto. Pero en los noventas los grupos de chavitos y no tan chavitos que cantaban (si es que) mientras ejecutaban una coreografía en el escenario se reprodujeron como cucarachas. La lista es interminable: Backstreet Boys, NSYNC, Westlife, y un largo etc. Estos grupos cuyos integrantes no cantaban nada, que bailaban mecánicamente y que todos se veían iguales simplemente no contribuyeron nada a la música de la época y vendieron lo que quisieron; su propuesta: la imagen.
  3. Carlos Cuautemoc Sánchez. En 1992 “Un grito desesperado” salió de las imprentas, la primera “novela” del entonces joven escritor que, abusando de clichés dramáticos, lugares comunes y apelando a la sensibileria de sus lectores vendía el concepto de bienestar humano y superación personal tan de moda en la época. Pero su verdadera mina de oro fue “Juventud en éxtasis”, lanzado al año siguiente. Este Ingeniero Industrial de profesión estuvo muy activo durante toda la década apareciendo en cuanto espacio de radio o televisión que estuviera abierto y publicando títulos como “La última oportunidad”, “Volar sobre el pantano”, “La fuerza de Scheccid” y así ad nauseam hasta nuestros días. No, este señor no escribe novelas, escribe libros de superación personal y la gente de mi generación tiene la culpa de que siga publicando.
  4. Otro rollo. En 1995 en la televisión poblana apareció este programa conducido por Adal Ramones, y nunca debió de salir de ahí, pasó al cable y de ahí a la televisión nacional. No tengo más que decir el respecto, era malísimo y muy popular, duro 12 años al aire en sus diferentes etapas. El patiño del programa, Yordi Rosado tiene el dudoso honor de ser coautor de unos de los libro más vendidos en México: “Quiobole”
  5. Kevin Williamson. Sí, los noventas fue el paraíso de las películas serie B. Infinidad de títulos salieron a los video clubs y algunas tuvimos la mala suerte de que llegaran al cine y fueran un éxito comercial, no sólo estas, sino sus incontables secuelas, siendo quizás las más conocidas “Scream” de Wes Craven y “Se lo que hicieron el verano pasado” de Jim Gillespie ¿Qué tenían en común estos churrazos a parte de las persecuciones y la sangre? El mismo guionista: Kevin Williamson. Ya sabemos a quién culpar.
  6. Paco Stanley. Este popular conductor de televisión estuvo presente a lo largo de dos décadas en las dos cadenas de televisión abierta del país, sus programas eran absurdos, su humor sexista, y además grabó discos de poesía. Su asesinato en 1997 trajo un revuelo mediático pocas veces visto. Paco Stanley, el rey Midas de la televisión basura.
  7. El jucio de Michael Jackson. En 1993 el rey del pop fue acusado de abuso sexual en contra de un menor, acusación de la cual salió bien librado. El caso deja al descubierto la rapacidad de los medios de comunicación para obtener la nota, por eso, es uno de los episodios más penosos de la década; punto y aparte la culpabilidad o inocencia del acusado.
  8. Caso Clan Trevi-Andrade. En 1998 el libro “La gloria por el Infierno” de Aline Hernández destapa la cloaca que hay detrás de la carrera del productor Sergio Andrade y que coludía a Gloria Trevi, su representada y una de las cantantes más populares de principios de los noventas. En 1999 hay una denuncia en contra de estos personajes en la procuraduría de Chihuahua y nuevamente, la voracidad de los medio cubren hasta el hartazgo el caso aún después de finalizada la década, un episodio patético.
  9. Televisión Azteca. Con la política de privatizaciones del presidente Carlos Salinas, en 1993 la cadena IMEVISIÓN fue adquirida por Grupo Salinas, encabezado por el primo del presidente, Ricardo Salinas Pliego. Con 20 años al aire, esta televisora abierta no ha ofrecido nada innovador al mercado del entretenimiento.
  10. El pop en español. Kabah, Mercurio, Jeans, Kairo, Mestizzo, Fey… ¿hay algo más que decir?
COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

8 Comentarios

    • Gracias por tu comentario. Siempre son bienvenidas las críticas. No pretendo hacer critica, ni mucho menos; es un artículo en tono de broma, nada más, escrito basado en como vi los 90s. Si encuentras errores de redacción, ortográficos, de sintaxis, agradecería que los mencionaras para mejorar futuras colaboraciones. En Neostuff tenemos un excelente respaldo editorial, si los editores encuentran deficiencias en el articulo, ten por seguro que nos lo hacen saber.

      Toma esto con humor, que en ese tenor fue pensado ;)

      Saludos.

Comenta en el recuadro