Stranger Things se ha vuelto una de las series más comentadas, y no precisamente por nada. A mitad de año ya es justo afirmar que sin duda alguna se trata de una de las nuevas  y mejores propuestas televisivas que nos dejará el 2016.

Creada por los hermanos Duffer, quienes también tuvieron las manos involucradas en algunos episodios de Wayward Pines, la serie de M. Night Shyamalan. Pero esta vez vienen con lo suyo.

Otro innegable acierto para Netflix, que nos deja más difícil todavía la decisión de seleccionar solo una como la Mejor Serie original producida por ellos. Entre propuestas como House of Cards y Sense8, la verdad es que la decisión es bastante difícil, pero está claro que Stranger Things desde ya se posiciona como una de las nuevas joyas de Netflix, y la favorita de muchos.

Stranger Things ya se ha descrito muchas veces como una serie que da la sensación de estar viendo una producción de Steven Spielberg, o incluso una obra del maestro del terror de la literatura, Stephen King. Y lo cierto es que, definitivamente  encaja a la perfección con ambas descripciones.

Entre las películas de Spielberg y las novelas de King, seguramente Stranger Things les recordará un poco a E.T. The Extra-terrestial, Carrie, IT, y The Mist.

¿De qué trata Stranger Things?

La trama compila los experimentos MKUltra asociados al expandimiento de la mente humana, con una dimensión alterna en la que habita una especie de depredador desconocido.

Telequinesis y monstruos. Un concepto que seguramente los fanáticos del sci-fi disfrutarán. Y tal vez no aporte gran cosa en cuanto al tema, pero Stranger Things es más que su argumento. Su peso recae también en su excelente estructura, ejecución, y producción.

stranger-things_6
Eleven (Millie Bobby Brown)

Por otro lado, los chicos nos recordarán varias veces a ese sentido aventurero de Los Goonies. Y la sub-trama de Nancy nos hará sentir en ciertas ocasiones como en una película protagonizada por Molly Ringwald.

Desde su primer episodio se nota un ambiente perfectamente recreado en los años 80s, desde los peinados hasta la elección de vestuarios. Y sus innumerables referencias confirman la época.

Una de las principales características de Stranger Things es su inigualable influencia tomada de la industria del cine de esa década. Y  no sólo del cine, también se pasea por el aspecto musical e incluso el literario. El guión está repleto de analogías y referencias a películas como Star Wars, Risky Business, Poltergeist, y El Señor de los Anillos (o mejor dicho, de El Hobbit). También reconoceremos posters como el de Jaws, Evil Dead, y The Thing (de la que incluso aparece una breve escena de la película).

Innumerables referencias cinematográficas, ligadas a una serie de sonidos creados por un sintetizador. Una perfecta elección que definitivamente acentúa todavía más ese ambiente ochentero. Mientras de vez en cuando también suenan The Clash, e incluso África de Toto.

Se habla mucho del resurgimiento de Winona Ryder, pero la verdad es que no es ella quien se luce. Sin duda es Millie Bobby Brown (intérprete de Eleven) la que realmente se lleva los aplausos. Eleven es un personaje de pocas palabras, pero sus expresiones faciales hablan por sí solas. Mientras Ryder interpreta a una madre bastante neurótica, y lo cierto es que con un papel así, la línea entre una buena interpretación y la sobreactuación es muy estrecha, y a veces Winona la cruza. Pero no olvidemos el resto del elenco. Todos los chicos realmente estuvieron más que bien. Y David Harbour también anota puntos a su favor como el Sheriff Jim Hopper.

66.0

De lo mejor que tiene Stranger Things, es que está verdaderamente muy bien hecha, y eso se nota desde el primer instante. Escenas bien construidas gracias a un excelente guión, y ejecutadas con una dirección realmente sobresaliente, destacándose incluso con variaciones en el aspect ratio. Mientras el ambiente no sólo se presta para el toque ochentero relajado, la obscuridad de su fotografía y el diseño de sonido develan incluso ciertas escenas de leve terror.

Con tan sólo 8 capítulos, Stranger Things se consolida como un exitoso homenaje a los 80s, y más que eso. Sin necesidad de forzados cliff-hangers y un ritmo bien estructurado, cada capítulo nos deja con ganas de continuar el próximo.

Su 2da temporada está confirmada para el año próximo, y desde ya la esperamos con ansias, pero ojalá no la alarguen más de lo necesario.

Trailer de Stranger Things

2 Comentarios

Comenta en el recuadro