¿Ha pasado por tu mente independizarte, vivir solo, salirte del nido o empezar a hacer tu vida solo?

Pues si es así que bien y bienvenido al club de los solteros o como hoy se les llama “Hogares unipersonales”; y esto se vuelve más común hoy en día, probablemente tenga que ver con la vida tan agitada en la que actualmente vivimos, en donde uno pasa más tiempo en el transporte público, el tráfico y la oficina, que en casa haciendo una vida familiar.
Las estadísticas dicen que por cada 100 matrimonios hay 13 divorcios y según el último censo del INEGI en 2010 los tres estados con mayor población soltera son el estado de Jalisco con 944,587, de los cuales 543,711 son hombres y 400,876 son mujeres; le sigue el Distrito Federal con 1,163,664, de los cuales 604,838 son hombres y 558,826 son mujeres; y por último el que tiene mayor número de solteros es el Estado de México con 1,550,964, de los cuales 891,684 son hombres y 659,280 son mujeres. Y estos son solteros, divorciados y viudos.

Y esta situación sigue aumentando año con año, los hogares unipersonales están conformados por hombres de entre 35 a 49 años de edad y mujeres mayores de 50 años, y en su gran mayoría son, más personas divorciadas que solteras.

Pero en la actualidad es una realidad que en México empieza a haber una tendencia a la alza por vivir solo más que en pareja y por convertirse en un nuevo estilo de vida para los que habitan ciudades con un mayor número de habitantes.

Esto me pone a pensar que hoy en día es más fácil y cómodo hacer una vida en solitario, esto no quiere decir que dejemos de lado lo social, sino más bien que cada día se vuelve más común vivir solo que en pareja o en familia. Lo que igual representa para quien decide vivir así un mayor gasto, renta, teléfono, despensa, mantenimiento (si es que lo pagas), que serían los gastos mensuales más comunes, y bimestrales como el gas, agua, luz, predial (que puede ser opcional a pagar anual y es el único); es por eso que la media de los hogares unipersonales es de 35 años en adelante, por ser personas que ya tienen una estabilidad económica y tienen hasta cierto punto una vida más estable. Y estos hogares tienden a ser de hombres que por lo general son divorciados.

También hay que tomar en cuenta que las mujeres que tienen un hogar unipersonal en su gran mayoría son personas con más de 50 años, ya que por lo general son personas divorciadas, separadas o solteras, las cuales ya no tienen la responsabilidad de cuidar a sus hijos.

Y por último, como un dato a nivel global en Estados Unidos los matrimonios han disminuido en un 51% en los últimos años, en España 1 de cada 4 hogares es ya unipersonal y en Corea del Sur el 20% de los hombres creen que morirán solteros frente a un 14% de las mujeres con la misma postura.

Y recuerda que la soltería no es un sinónimo de soledad, tal vez es peor la soledad que sientes estando acompañado de la persona equivocada.

Al final todos buscamos la felicidad estando solos o acompañados, pero esta depende de la actitud que tomemos ante las circunstancias en que vivimos y el estado en el que nos encontremos, y aunque no siempre podremos cambiar las circunstancias, siempre podremos cambiar el cómo las vemos y en qué medida nos afectan.
Ya lo dice el famoso y conocido refrán: más vale solo, que mal acompañado.

Comenta en el recuadro