Siendo tan jóvenes y bellos, tan trabajadores y con tanto éxito, ¿por qué pensar en el retiro?

Actualmente se habla mucho del niño que llevamos dentro, de estar en constante contacto con él, preguntarnos qué tan alejados estamos de los ideales que el niño que fuimos tenía y cosas por el estilo, pero también deberíamos pensar en el viejito que llevamos dentro, en el viejito que nos vamos a convertir en algunos años.

Para los adolescentes y adultos jóvenes resulta difícil pensar en el futuro a largo plazo, pensar qué va a suceder al tener 50 o 60 años, preferimos la satisfacción inmediata y obtener rápido los beneficios de nuestro trabajo, vivir el momento, auto recompensarnos porque nos lo merecemos, hay quienes incluso piensan ¿qué tal si me muero y no disfruté?, siendo que hay más probabilidades de vivir más de 75 años que morir joven. Y es perfecto disfrutar de los frutos del trabajo, es una gran satisfacción saber que estamos teniendo logros con nuestro trabajo, pero las complejidades se presentan cuando viene la jubilación, cuando nos faltan pocos años y nos damos cuenta que no sabemos ni la Afore en la que estamos.

Hay que tener en cuenta que hay un cambio en el estilo de vida de las familias, muy notable en México, anteriormente los papás tenían más de 7 hijos y entre todos fácilmente podían sostener la jubilación de sus padres, hoy en día con la economía del país y con un promedio de apenas 2 hijos por matrimonio, esta situación resulta complicada de esperar, por lo que nunca es muy temprano para pensar en la jubilación, tratando de informar y hacer conciencia en qué es.

La pensión y el trabajo

Las pensiones siempre las relacionamos con el trabajo, en México con el IMSS o el ISSSTE, si durante la juventud estás afiliado a alguna de estas instituciones, puedes tener derecho a una pensión, siempre y cuando cumplas con los requisitos que se piden.

Todo trabajador con semanas cotizadas en el IMSS, antes del 1o de Julio de 1997, pude elegir la pensión del IMSS o su cuenta de AFORE (La pensión del IMSS, es un porcentaje del salario con el que se retiró, la cual va a recibir mes con mes).

Pensión del IMSS (Ley 73)

La pensión del IMSS se determina en función a los siguientes requisitos:

  1. La edad, que debe ser entre 60 (Cesantía en edad avanzada) y 65 años  (Vejez en edad avanzada).
  2. Las semanas cotizadas / registrados ante el IMSS.
  3. Salario base de cotización, que es el reportado por la empresa ante el IMSS.
  4. Si tienen aún familiares directos dependientes, lo cual representa un 15% adicional.

El punto más importante aquí, debido a que es el que más problemas puede dar, son las semanas cotizadas, las cuales deben ser mínimo 500 semanas, entre mayor sea la cantidad de semanas, se puede obtener un porcentaje mayor de pensión.

Recomendaciones:

  1. No esperar hasta tener 60 años para iniciar a revisar los detalles de los requisitos de la pensión, es preferible ir a hacer aclaraciones y preguntas a los lugares correspondientes cuando se es joven que al tener 60 años ¿no?
  2. Revisar que en cada uno de los trabajos estemos dados de alta en el IMSS, de lo contrario estaríamos perdiendo semanas que al final nos van a hacer falta.
  3. Verificar que el salario de cotización sea el que percibimos en nuestro recibo de nómina, o que por lo menos se apegue a la realidad.
  4. Revisar que el patrón pague las cuotas correspondientes que por ley debe.

Afores

Las afores son instituciones financieras que poseen el dinero ahorrado por los trabajadores en cuentas personales que se entregaran a los 65 años de la persona, el significado de las siglas son: Administradora de Fondos de Ahorro para el Retiro.

Aquí ingresan quien iniciaron a trabajar después del 1o de Julio de 1997 y básicamente corresponde a darte el dinero ahorrado en tu afore cuando llegue la hora de tu retiro.

Se entrega dependiendo de la cantidad ahorrada:

Pensión vitalicia: se entrega si es una cantidad lo suficientemente alta como para entregar cierta cantidad mensual de por vida.

Retiro programado: corresponde cuando es una cantidad alta, pero menor a la correspondiente para una pensión vitalicia, se te da una cantidad mensual pero sólo por ciertos años.

Pensión mínima garantizada: si con el dinero ahorrado no alcanza ni para un salario mínimo mensual al mes, el gobierno te da esa cantidad mensual siempre y cuando se tengan 1250 semana cotizadas ante el IMSS, unos 24 años de trabajo.

Negativa de pensión: si el ahorro es mínimo, ocurre la negativa de pensión en la cual acudirías a tu afore a cobrar en una sola exhibición la cantidad ahorrada, no hay pensión.

Quiero pensar que todos podemos hacer un pequeño esfuerzo y ahorrar unos cuantos pesos en nuestra AFORE, pero infortunadamente no tenemos la cultura del ahorro y menos la del ahorro para el retiro, no lo vemos como una inversión, sino como un gasto, por lo cual el jueves estaremos hablando sobre la cantidad que nos toca de pensión o aproximadamente cuánto debemos ahorrar para poder pensionarnos con una cantidad digna.

Por: Josué González

Twitter: @joss_gonzalez

Comenta en el recuadro