Skins es una serie británica que comenzo a transmitirse por la cadena televisiva e4 en enero de 2007, probablemente algunos de ustedes ya han oído de ella, creada por Bryan Elsley y Jamie Brittain y ganadora de dos premios BAFTA, la cual posterior MTV compró los derechos e hizo su versión gringa, la cual a mi parecer careció mucho en el libreto a pesar que la adaptación la hicieron sus creadores, además del casting.

Pero dejando atrás la versión gringa, la versión original constó de siete temporadas, siendo en este año el estreno de la última, centrándose principalmente en 3 de sus personajes de las temporadas pasadas.

¿De qué se trata la serie Skins?

Pero bueno de qué trata Skins, pues es básicamente la historia de un grupo de chicosprotagonistas de la preparatoria de Bistol, la primer y segunda temporada nos habla sobre los problemas de un grupo de amigos lidereados por Anthony “Tony” Stonem (interpretado por el actor Nicholas Hoult), quien junto con su grupo nos relatan historias sobre alcohol, drogas, sexo, identidad sexual, amor, desamor, depresión, desintegración familiar, entre un sinfín de aventuras que les sucede a lo largo de estas dos temporadas; para la tercer y cuarta temporada nuevamente se toma la fórmula de un grupo de amigos de la preparatoria Bristol, pero esta vez son liderados por la hermana menor de Tony, Elizabeth “Effy” Stonem (interpretado por la actriz Kaya Scodelario), igual que el grupo anterior nos habla sobre los conflictos de los adolescentes pero dando un nuevo brío a la historia incluyendo una pareja homosexual a la trama y se trata de Emily Em’s Fitch y Naomi Campbell (interpretados por las actrices Kathryn Prescott y Lily Loveless respectivamente), aunque al principio uno pensaría que sería una secuela de la anterior generación, ésta se centró en nuevos conflictos y nuevas aventuras que nada tuvo que ver con la primer generación; ya para la última generación, la cual será la encargada de realizar la quinta y sexta temporada, ésta fue lidereada por Francesca “Franky” Fitzgerald (Dakota Blue Richards) y Minerva “Mini” McGuinness (Freya Mavor), la cual igual siguió con la misma frescura de sus antecesores con nuevas y originales historias que nada tenía que ver con lo ya antes visto, incluso hasta una boda hubo.

Quizá el éxito y la fórmula de esta serie fue que sus personajes en la gran mayoría son (eran) personas desconocidas, ya que se hicieron castings para poder seleccionar al elenco que formaría cada una de las generaciones, dándole así una frescura a la trama y respetar la edad original de los personajes, ya que estos tenían entre 16 y 18 años cuando se grabaron cada una de las temporadas.

Además de que se han realizado una película sobre la primera generación, además de dos novelas publicadas.

skins-septima-7-temporada-effy-cook-cassie

Pero como todo lo que empieza tiene que acabar, este año se decidió cerrar el ciclo para la serie Skins, pero no hubo una nueva generación, la trama giró en torno a tres de los personajes que hicieron historia en la serie, Effy Stonem, Cassandra “Cass o Cassie” Ainsworth y James “Cook”; y en esta ocasión nos muestra la madurez de estos personajes y de cómo viven ahora, fuera de Bristol y de las consecuencias que obtuvieron por sus excesos del pasado y de cómo lograron superar algunos fantasmas del pasado. Es una buena forma de reflexionar de todo lo que hacemos tiene sus consecuencias y de cómo aprender a vivir con ciertas culpas.

Esta serie empezó a transmitirse en el año de 2007 y hoy 2013 llegó a su fin, si tienen oportunidad de verla se las recomiendo mucho, alguno de nosotros podría verse un poco reflejado con alguno de los personajes, porque todos sin excepción tenemos una historia que contar.

Comenta en el recuadro