Segunda estrella a la derecha, un libro de Deborah Hautzig, es un texto que realmente aprecio. Entre tantos y tantos libros que leí durante la prepa creo que este fue uno de los más interesantes.

Y fuera de lo que el título nos pueda indicar, la historia nos habla de Leslie, una chica de 14 años, judía que vive en Nueva York con sus padres y su hermano. Leslie se describe como una chica alegre, optimista, pero muy insegura. Digamos que no es la chica popular que todas en algún momento desean ser, pero sí es una niña con un gran corazón y muchos sueños…  hasta que conoce a MIA Y ANA (o como los mortales las conocemos: Anorexia y Bulimia).

En un momento tan simple como una gripe común que la hace volver el estómago y bajar unos kilos, Leslie decide empezar una dieta. Elimina dulces y grases pero cada vez sus dietas son más estrictas, al grado de sentir culpa cuando come algo fuera de lo que ella considera correcto; después empieza a comer cada vez menos.  Leslie se obsesiona por su imagen a pesar de ser ya una chica delgada.  Empieza a provocarse vómitos y llega un momento en el que ella ya no puede controlarse. El día que ya no puede pararse de la cama y es hospitalizada descubren algo: Leslie padece anorexia.

Con una excelente narrativa en primera persona y una historia que podría ser la de cualquier chica que conozcamos; Deborah Hautzig nos adentra en el mundo que viven las mujeres con este tipo de trastornos, lo que pueden llegar a pensar e incluso como nosotros como entorno familiar, social y escolar, alentamos tal vez de manera inconsciente la importancia de la figura Calvin Klein en las mujeres. Ya que Leslie no solo nos narra sobre su entorno, sus datos clínicos y nos cuenta cómo va decayendo en lo físico, sino que nos adentra también en lo psicológico.

Un libro narrado desde la perspectiva de una niña que realmente no sabe lo que le está pasando solo siente que no puede controlarlo aunque lo intente. Una niña a la que el miedo a engordar la domina aun sabiendo que su vida depende del alimento que logre consumir. Una niña que incluso llega a una clínica de rehabilitación a convivir con más niñas enfermas. Además de que nos acerca al final de una enfermedad real que ataca a miles de niñas actualmente.

Vivimos en un mundo rodeado de publicidad que alienta a las niñas a ser mucho más delgadas que lo que su anatomía permite. Cada vez MIA y ANA atrapan a niñas más pequeñas ¿y qué estamos haciendo nosotros por mejorarlo? Simplemente veamos las modelos de antes y las de ahora, parece que la moda es para los esqueletos y quienes no pueden alcanzar las tallas se sienten menos hermosas.

A mi parecer, estamos dañando a la juventud, simplemente por un modelo de belleza que debería ser más bien un modelo de salud, gente real y no con retoques; mujeres que podemos encontrar cruzando la calle. Los invito a reflexionar sobre qué es la verdadera belleza, y el empleo adecuado de nuestras palabras ya que en un segundo podemos destruir el autoestima de alguien y orillarlo a este tipo de prácticas para alcanzar el “modelo de perfección” que su entorno espera de ella.

Les dejo los datos para que puedan hacerse de este libro, sin importar la edad que tengas este puede servir de alarma para padres, educadores y amigos para armarse contra esta dura enfermedad que nadie está exento de sufrir; para que pongamos atención antes de que sea demasiado tarde. 

04-imagen-con-logo

Características del Libro Segunda estrella a la Derecha

  • Colección: A la Orilla del Viento, Fondo de Cultura Económica
  • ISBN: 9681645502
  • Autor: Deborah Hautzing
  • Año: 2009
  • No. de pág.: 176

7 Comentarios

  1. Este es mi libro favorito. Lo he leído unas cinco veces y de hecho, en noches tristes, lo abro en cualquier página y comienzo a leer.
    Tuve el problema que tiene Leslie y cuando leía el libro dejaba de sentirme sola.
    Después de leerlo me di cuenta que tiene muchos aspectos importantes, se podría decir ¿mucha psicología? Les recomiendo, fijénse muy bien en la relación que lleva Leslie con su madre, es una clave del porque de su enfermedad.
    Ojala les guste el libro, es muy bueno.
    Saludos.

    • Tristemente no, no pasan de moda, ANA y MIA siguen cobrando victimas y cada vez más jóvenes. Este libro es una pequeña oportunidad de apoyarlas. Que veamos las señales e incluso yo podría recomendarlo como parte de la recuperación de estas niñas y apoyo para los padres.

Comenta en el recuadro