A través de este tiempo que se han dado las marchas, el caos, la destrucción, las reformas, los dimes y diretes y los cuantiosos movimientos en todas partes resulta válido hacer énfasis en ¿por qué siempre joder al jodido?, ¿por qué siempre atacar al que ya se tiene sujetado del cuello?, ¿por qué no existen mejores estrategias para canalizar los esfuerzos de otra manera?

Los manifestantes han desquiciado a diario la ciudad de México, pero no sólo ahí en los demás estados sigue la movilización aún y cuando el día de hoy fue publicado en el DOF (Diario Oficial de la Federación) las 3 leyes secundarias relacionadas con la Ley General de Educación, pero es de llamar la atención que no importa esta situación, importa un poco ver más allá de lo que sucede con la población afectada y que es muy particular, y claro que debería aplicar por igual a todos los que conformamos el Estado, pero vayamos por partes.

Hasta el día de hoy continúan aprobándose por pedazos las cuestiones de transparencia para todos los organismos dependientes del presupuesto federal, denomínense H. Cámara de Diputados, H. Cámara de Senadores, Suprema Corte de Justicia, Partidos Políticos, Sindicatos, etc., y claro la pregunta es clara, ¿por qué nosotros sí y ellos no?, y no tiene nivel de comparación el que gasto a diestra y siniestra de los recursos públicos en ladrones de cuello blanco.

Y una vez más ¿por qué evaluarme a mí y no evalúas a toda esa gente inútil que legisla? (no generalizado, pero si mayoría), y no basta eso, ¿por qué los medios de comunicación sólo hablan de lo que a ellos les conviene?, ¿por qué no evaluar que medios como Televisa y TV Azteca sólo gastan dinero en “cabilderos” para su propio beneficio, ¿por qué no evaluar sus contenidos (se supone que lo hace Gobernación) para que sirvan en pro y en beneficio de la población?

Y la buena nueva, que decir nueva, no tiene nada de eso, una vez más “chingar al jodido”, resulta que ganando más allá de $ 29 mil pesos eres una persona que debe pagar más al Estado con un aumento de 4 puntos porcentuales, y no obstante con eso, las deducciones disminuyen para ti, es decir, te estarían gravando tu ingreso disponible en algo así como 40%, o sea, como siempre ir matando a toda la clase media, y soportar todo el aparato público, y regresamos a los cuestionamientos, ¿por qué los parásitos burócratas del Congreso hasta se regresan sus impuestos a fin de año?, ¿por qué ellos pueden aumentarse el sueldo cuando se les pegue la gana?, ¿por qué ellos pueden gastar a discreción el dinero recaudado de los impuestos sin ningún tipo de restricción?

Y todas las preguntas anteriores todo mundo las hacemos, ¿por qué siempre tenemos que ser los mismos?, si ellos son tan “aptos” para ocupar esos puestos, ¿por qué siempre proponen lo mismo?, sus reformas no son más que simples misceláneas y más misceláneas que sirven para salir al paso, lo más triste y lamentable es que todo es en beneficio de ellos y la reforma será aprobada, las supuestas victorias de la “izquierda” en no permitir el IVA en alimentos tendrá una repercusión importante en una parte importante de la población.

Lo reitero y siempre lo reiteraré, aquí no se requiere que la población marche, se requiere una revolución educativa, con carácter, con puntos de quiebre, con puntos de distorsión pero sustentables, no podemos permitir que personas como las que hoy gobiernan y tienen el control del país se sigan alimentando y sirviendo con la “cuchara grande”, sea del color que sea nunca se les quitará lo ladrones de cuello blanco, no existe otra descripción, y nunca se acabará hasta que toda la población acepte su responsabilidad en todo lo que hace, comencemos con nuestro quehacer diario, volver a cimentar los valores, y de ahí formar una sociedad pulcra, educada y con ganas de refutar cualquier cosa que diga la “caja idiota” y los paleros.

Comenta en el recuadro