En ésta época del año, es inevitable la saturación de películas de terror / horror tanto en el cine como en la programación de la televisión. El género ha tenido altibajos a lo largo de los años. Por cada buena película que sale, hay al menos diez más totalmente desechables.

En la década pasada, se puso de moda el gore en su máxima expresión, con filmes como Hostal o Saw y sus múltiples secuelas. Su método más que asustar, fue el de desagradar, exhibiendo violencia tan gráfica que era todo un reto el no retirar la vista de la pantalla, lo cual contrasta con la película que posiblemente dio origen o por lo menos influyó bastante al sub género del Slasher film: Halloween. Una cinta totalmente elegante en su ejecución, prácticamente sin una sola gota de sangre de principio a fin, cimentada en el suspenso y no en las imágenes violentas. Desafortunadamente se ha ido perdiendo de la memoria colectiva al mezclarla y/o confundirla con las interminables imitaciones, secuelas, precuelas, reboots y remakes que vinieron tiempo después y que distan mucho de la original.

La historia es muy simple, la noche de Halloween de 1963, en un lugar llamado Haddonfield, una adolescente es brutalmente asesinada, nada más y nada menos que por su pequeño hermano de 6 años: Michael Myers. Los siguientes 15 años los pasa encerrado en un manicomio, donde el psiquiatra Sam Loomis (Donald Pleasence) hace todo lo posible para que sea trasladado a una institución de máxima seguridad, por considerarlo altamente peligroso. Pero sus esfuerzos resultan inútiles, ya que después de varias negativas por parte de las autoridades, Michael logra escapar.

De vuelta al pueblo de Haddonfield, tenemos a un grupo de adolescentes, Laurie (Jamie Lee Curtis), Annie (Nancy Kyes) y Lynda (P.J. Soles) haciendo planes para Halloween, consistentes en cuidar niños y buscar la oportunidad de escaparse con sus novios; en el transcurso del día se percatan que son seguidas y observadas por un extraño, pero con la excepción de Laurie, ninguna le da mucha importancia al hecho.

Una vez en la noche de Halloween, las adolescentes son acechadas y atacadas por el psicópata Michael, mientras que la policía y el Dr. Loomis le siguen la pista para intentar detenerlo.

La película Halloween fue Rodada hace ya 36 años y en tan solo 3 semanas, con un raquítico presupuesto de $300,000 dólares, es de maravillarse lo que el director John Carpenter logró hacer. Y es que si bien es una historia bastante sencilla, hay muchos elementos a destacar. La dirección es de primer nivel, y hay que recordar que el maestro Carpenter hace dos tipos de películas: genialidad absoluta o basura total. Esta pertenece a la primera categoría. El manejo del suspenso es magistral, simplemente de lo mejor que he visto. Precursora del ahora cliché del asesino que camina acercándose lentamente mientras su víctima corre y grita desesperada.

Sin duda la banda sonora ayuda bastante, ya que a pesar de ser bastante minimalista, (cero orquesta, sólo un piano y poco más) ayuda a crear la atmósfera. Es probablemente el elemento más reconocible de la película. Por cierto, el mismo director fue el encargado de componer e interpretar el tema principal.

La fotografía de Dean Cundey merecería un artículo completo. Me fascinan los plano secuencias, y ésta película comienza con una de mis favoritas, son 4 minutos en modo subjetivo, donde vemos la acción a través de los ojos del asesino. Genial.

El escape del manicomio bajo la lluvia, es otra escena a destacar, así como el contraste entre el impecable pueblo de Haddonfield de día y la versión tétrica de noche, donde se nos presenta un excelente manejo de sombras y claroscuros, sacando máximo provecho de la conocida máscara blanca de Michael Myers, que va apareciendo al acecho en distintos lugares de las casas donde se encuentras las jóvenes, muchas veces inmóvil, tan solo escuchamos su respiración cerca de ellas, aumentando cada vez más la tensión.

Fue tal el éxito de ésta película, que las secuelas no se hicieron esperar, pero ninguna logró acercarse siquiera a la calidad de ésta. Pasaron a ser películas genéricas, algunas entretenidas (Halloween II, H20), otras medianamente decentes (Halloween IV), mientras que el resto fueron abominables. De las nuevas versiones dirigidas por Rob Zombie, no vale la pena ni hablar. Igualmente, algunas otras historias quisieran subirse al tren, como Viernes 13, Pesadilla en la calle del infierno, y un poco más reciente la saga de Scream y Sé lo que hicieron el verano pasado. Pero de nuevo, ninguna alcanzó el nivel de Halloween.

Si quieres ver una buena película este 31 de Octubre, no la dejes pasar, se consigue fácilmente en DVD o en streaming.

Ficha Técnica

Título original: Halloween

Director: John Carpenter

Guión: John Carpenter, Debra Hill

Fotografía: Dean Cundey

Música: John Carpenter

Actuaciones: Donald Pleasence, Jamie Lee Curtis

Trailer

1 Comentario

Comenta en el recuadro