Hoy en día es rara la persona que no tiene activa una red social, ya sea Facebook, Twitter, Tumblr, etc. Y parece que esto en vez de ayudar con las relaciones interpersonales, genera muchos más problemas de los que soluciona.

Es normal que publiquemos dónde estamos, con quién, qué hacemos, subamos fotos al momento y cosas del estilo. ¿Entonces por qué nos complica la existencia? Pues es simple, porque genera el fenómeno de stalkear, es decir, nos genera “fans” que quieren enterarse de todo, comentarlo, darle like y casi casi compartir nuestros estados y fotos o simplemente stalkear por stalkear.

También están los que te “roban” las frases y las ponen en sus propios tuits y estados. O los padres con redes sociales donde se enteran de la vida de sus hijos, peor aún si tienes agregados a más familiares, la red social se convierte en una “ventaneada” fenomenal porque toda la familia se entera de los por menores de tus relaciones y actividades; puedes terminar siendo la botana de la familia. Puede pasar también que los padres agregen a todos los amigos de sus hijos para estar informados del “tipo” de personas con las que se juntan sus niños. Respeten la privacidad padres, por favor a menos que tu hijo acepte los términos y condiciones de esta relación cibernética.

Ahora bien, hablando de relaciones de pareja, las redes sociales se han convertido en el centro de muchos problemas y discusiones por algo que llamamos infidelidad cibernética. Esta puede ser real o imaginaria porque no niego que seguramente existen novias psicópatas que se freakean por un like o una publicación sin importancia.

Las redes sociales han cambiado la dinámica de las relaciones, sabemos quién está o no en una relación por este medio, quién intercambia mensajes con quién, incluso podemos hacer suposiciones de acuerdo al tipo de mensajes que vemos en los muros o menciones de nuestros conocidos. Típico es el “lo vi en Facebook” o “vi que lo puso en Twitter” como si lo que dijera la red social fuera la ley de la vida.

Los mensajes sugestivos, los like en fotos íntimas, pueden tomarse como infidelidad y de hecho es así como muchas parejas han terminado con una relación y matrimonios en divorcio. Esta es un arma de doble filo sobretodo cuando las novias o novios de tus amigos te agregan para saber que hay entre tú y su pareja. Y bueno para muestra tenemos al adolescente que mató a su ex novia porque publicó que tenía un nuevo novio por Facebook, la noticia aquí.

Es verídico, mi mejor amigo tuvo una de esas novias que me agregó y platicamos por Facebook chat durante aproximadamente 3 horas, yo creí que la chava era una muy buena persona hasta que me preguntó si existía algo entre mi amigo y yo. Claro, existe una amistad de más de 8 años, vamos es como mi hermano, pero creo que hay mensajes que vistos por el público no son adecuados y es el tipo de problemas que genera el que todos tengan acceso a tu lista de amigos.

Sea como sea, el impacto emocional de ver algo por la web es igual a haberlo vivido en persona. Amistades que se enteran cuando algunos de sus amigos salen sin haberlo invitado, fiestas familiares a las que no fuiste requerido, la vida de tu crush, cosas del estilo que duelen y/o te frustran cuando tarde o temprano te enteras.

En mi opinión las redes sociales tienen un peso importante hoy en día, al grado de que todo lo que publiques puede ser usado en tu contra aun si no va dirigido a la persona a la que “le cae la pedrada”. Digamos que hay gente que se toma todo personal, y esto en verdad es bastante común. Limitemos un poco nuestra vida personal porque la gente hoy en día se ha vuelvo sensible y vulnerable y como dije stalker.

¿Consejos? Ten cuidado con lo que publicas, mejor aún, ten cuidado a quienes tienes agregados como amigos, no aceptes a cualquiera y asegúrate de bloquear gente con la que no quieres tener contacto así como hacer información personal privada. No coloques información como dirección, fotos de tu casa, cuentas bancarias, fotos demasiado íntimas y personales ya que recuerda que también el cyber bullying es algo con lo que la gente tiene que enfrentarse después. Protégete y suerte.

2 Comentarios

Comenta en el recuadro