A mediados de mayo y en distintos días dependiendo la localización de continentes, salió a la luz el cuarto álbum de estudio del dúo francés conocido mundialmente como Daft Punk, el primer sencillo fue “Get Lucky” con la participación de su viejo amigo Pharrell Williams, canción que destella una luz blanca causante de amnesia a lo que el grupo nos tenía acostumbrados durante tantos años, como lo eran los beats pronunciados de “Harder, Better, Faster, Stronger” y la base sólida como lo es “One More Time”, pasando también por “Digital Love” que en bastantes puntos coincidían con las voces robóticas que los encaminaron al olimpo. Todo esto lleva a no distinguir que se trata de una producción de los franceses, independientemente del género que se prefiera, el RAM ésta vez no es señalado de forma inmediata una creación por parte de los emblemáticos cascos.

Pero entonces ¿Por qué hubo tanto movimiento en redes sociales por el lanzamiento de Random Access Memories?

Fanáticos de este dúo salieron de todas partes y se sacudieron el polvo para gritar al mundo que en sus oídos estaba una de las mejores producciones del 2013. Tal vez una de las razones por las cuales sucedió esto es porque finalmente rompieron la línea a la que nos tenían acostumbrados y volvieron a sus inicios, sus lecciones básicas, y para hacerlo, tuvieron que sacudirse el polvo ellos primero y hacer uso de todos sus años de experiencia previos, algo que podía costarles muy caro.

Crearon un nuevo legado pero sus cimientos están más fuertes que nunca, conservando la duración promedio de cada una de las 13 canciones con el que RAM está equipado y disminuyendo ese sonido masivo videojueguero/antrero que los caracterizaba, para hacerlo ahora más exclusivo en unos cuantos segundos y ser utilizado como sello y firma de constancia y autenticidad de que sigue siendo una obra francesa.

Random Access Memories se esperaba como una producción para aprovechar las bocinas y hacer retumbar, con calidad claro está, los alrededores donde fuese reproducido, sin embargo, resultó ser un acompañante de carretera para relajarse, conducir por todos los caminos y estar despiertos para buena diversión.

Sólo queda esperar a ver cómo el álbum evoluciona durante el resto del trayecto del 2013 y ver cómo se posiciona en la guerra musical a final de año.

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

1 Comentario

Comenta en el recuadro