Aun a estas alturas estoy segura no has notado mi ausencia, incluso puedo afirmar que no me extrañas. Estabas tan acostumbrado a que fuera yo la que te buscara, la que daba todo por ti, diciendo y haciendo tanto por verte sonreír. Jugándome todo por pasar otro día más juntos y poder platicarte mis cosas.

Te espere a que dijeras algo, a que me contactarás o lo que sea. Pero mi corazón hoy dijo “basta” e hice un pacto conmigo misma, un pacto para dejar de sufrir por personas que no valoran, que no sienten nada. Dejar de pensar y añorar a alguien que no es capaz de enfrentarse al mundo por continuar una amistad que empezó tan inesperadamente y hoy termina de forma tan incomprensible.

Me alejo, estoy decidida. Pero no quiero irme sin sin antes darte unos cuantos consejos. Primero que nada aprende a dar amor, ámate a ti mismo. Aprende a valorar a las personas que te rodean y día a día te llenan de detalles como su cariño y su sonrisa; piensa lo que tus acciones pueden provocar en los demás, cuida sus sentimientos. Aprecia todos los días que te regale la vida y cada minuto de la misma. Sé honesto, aunque creo que es algo tarde para este consejo.

No voy a desearte nada malo, espero que no sientas mi falta ni nadie te trate como tú lo has hecho conmigo. Al contrario de lo que creas y puedan pensar los demás, quiero que seas feliz. En verdad deseo que sigas sonriendo y que alguien te llene de estrellas, como un día pretendí hacerlo yo.

A la larga, si llegas a notar que algo falta y que realmente me extrañas, piensa en el tiempo que estuve ahí para ti. En las llamadas random, los mensajes de texto, mis chistes tontos y las imágenes que te enviaba esperando hacerte feliz unos minutos. Piensa los momentos que te esperé y te pedí que me dejaras continuar con nuestra amistad y tú me hiciste a un lado.

Así es la vida, ese día quizá me busques y me digas que me has extrañado. No puedo asegurarte mi reacción, aunque quizá siga dispuesta a darte la mano, a sonreírte y sin más, decirte “Yo también te eché de menos amigo”.

COMPARTE en:
MsIpRamz
Psicóloga, comunicologa, escritora de microcuentos y otros debrayes, consejera, twittera y algo geek (dicen por ahí).

2 Comentarios

Comenta en el recuadro