¿Cómo poder concebir quitarles el poder a los virreyes de los Estados?, es algo que está planteado en una de las entregas referentes al Pacto por México, el cual indica la creación de un órgano central que se encargue de las elecciones federales y estatales quitando todos los Institutos Electorales Locales, que no son más que pequeños aposentos de selección de los “virreyes” que gobiernan los estados y que pueden “sugerir” para someterlos al Congreso Estatal, lo cual es una ridiculez y una tomada de pelo del tamaño del mundo, bueno no ir tan lejos, lo mismo sucede en el IFE hoy en día no?, sino preguntémosle al Sr. Marco Baños.

Para la citada reforma que se comenta es necesario que los gobernadores “acepten” que el Instituto Nacional Electoral sea creado, y deje de funcionar todo el aparato burocrático creado para cada uno de los Estados, obviamente no les pareció nada la idea ya que desmantelarían toda la red de corrupción al interior de estos organismos supuestamente de “transparencia y democracia”.

¿Pero realmente es una opción e idea buena?, consideremos que es oportuno y que puede ser benéfico y por supuesto ahorrar bastante dinero para el gobierno federal, pero lo mejor de todo es que el poder de los gobernadores para tener injerencia en las decisiones de los órganos rectores de la “democracia” se eliminarán, lo malo como siempre es el sospechosismo de porque dejarlo todo en manos de unos políticos llenos de lodo hasta los codos y el cuello de sus camisas, nadie puede comprobar que ellos realizarán un excelente trabajo, es más puede suceder lo mismo que con la convocatoria del Ifetel, y a la fecha dónde está ese organismo.

La centralización de los poderes es una herramienta de control que ayuda a evitar un poco la corrupción y sobre todo a que se estandaricen los procedimientos de conteo, de resguardo, de solicitud de información, etc., pero y si se cae el PREP cada vez que haya elecciones en estados clave y las negociaciones se hagan “debajo del agua”, es lo que se ha ganado toda la clase política.

Y qué decir del planteamiento de la reelección de legisladores 12 años para senadores y 9 para diputados, con la restricción de los de representación, no obstante que cada Legislatura tenemos movimientos y saltos de una Cámara a otra, ¿todavía los quieren legislar?, quien votaría por apellidos como Beltrones, Gamboa, Gil, Cordero, Aureoles, Cantú, Anaya, Zavaleta, González, Arroyo, Monreal, Bibriesca, Cervantes, etc., etc., al menos yo no; y de otra manera puede ser bueno para sacar a todas esas rémoras postradas para siempre y pegadas al presupuesto público y claro a sus negocios, es increíble que tengamos este tipo de situaciones que sólo afectan el crecimiento y mantenimiento del Estado.

En si la medida no es mala, se aplica en muchos de los países de primer mundo, sin embargo, la discusión se centra en la clase de parásitos que gastan millones y millones de pesos en cosas sin fundamento, en generar ganancia para quien utiliza a los “cabilderos”, negocios propios, y claro el no trabajar más que una tercera parte del año, y claro todo lo demás en beneficio propio.

Peculiaridad

El día de ayer fue publicado que el país (nuevamente) se encuentra dentro de los peor evaluados en bienestar por la OCDE, el cual incluye: vivienda, ingreso, trabajo, comunidad, educación, medio ambiente, compromiso cívico, salud, satisfacción con la vida, seguridad y balance vida-trabajo; el país obtuvo una terrible nota de 3.42 en escala de 1 a 10, no es posible que este país siga hundiéndose de esta manera, sin embargo, la conclusión es: LOS MEXICANOS ESTÁN SATISFECHOS CON SU VIDA PESE AL LUGAR DONDE VIVEN, SE DESARROLLAN Y TODAS LAS CARENCIAS QUE PUDIERAN TENER.

Comenta en el recuadro