La disciplina es un elemento fundamental en el éxito a cualquier nivel, personal, en las relaciones interpersonales y principalmente en el laboral, en el que el éxito requiere de una disciplina sobresaliente para la consecución de metas; sin disciplina y metas bien trazadas, queda en entredicho la posibilidad de obtener el éxito.

¿La disciplina puede determinar el éxito y el fracaso?

Vamos a enfocar la atención en una de las actitudes que probablemente más valor ha perdido y que ha dejado de ser importante para muchos en el ámbito personal, pero en el mundo laboral sigue siendo un elemento clave que refleja mucho del compromiso de la persona, a la disciplina a la que refiero es la puntualidad, que no es más que cumplir con la promesa implícita que se hizo de estar en algún lugar en una hora específica y/o cumplir, normalmente antes, con una tarea encomendada.

La puntualidad es importante tanto para la otra persona, esa con quien se tiene el compromiso, ya que se le da el valor justo al tiempo que ella esta invirtiendo en estar antes nosotros y para nosotros mismos pues nos da el derecho de pedir a los demás que traten nuestro tiempo con el mismo respeto que nosotros lo tratamos. Para poder exigir, primero debemos pregonar con el ejemplo.

La puntualidad es como la primera impresión a la hora de hacer negocios, lo primero que piensa la persona que espera, ya sea para cerrar un trato o para llevar a cabo una entrevista de trabajo es “si eso hace ahora, qué no hará después” ya que hay un convencimiento de la relación estrecha que guardan la puntualidad, la responsabilidad y el compromiso, generando un criterio de rechazo hacia la persona impuntual.

Tips para ser puntual

Si ya has tenido algunos conflictos con tu puntualidad, si alguien  te ha dicho que lo eres o  has caído en la cuenta de que las horas de llegada a tus compromisos no son las que se habían pactado seguramente eres un impuntual. Para superar esta problemática aquí tienes algunos tips:

Aceptar que somos impuntuales

Como con cualquier problema lo primero que tenemos que hacer es aceptarlo para buscar una solución o ayuda e investigar sobre las opciones que tenemos para resolverlo.

Cada vez que tengas una cita estar atentos a ella

Estar atentos a ella no sólo unas horas antes, sino desde que sabemos que tenemos esa cita, anotarlo en la agenda programado un día antes para recordarla con tiempo y no ese mismo día, planear las actividades de ese día alrededor de esa cita con la finalidad de tener tiempo suficiente para cumplir.

Ser organizados.

Si la cita es temprano prepararnos desde la noche anterior, por ejemplo dejando listo el outfit que vamos a usar, para no perder tiempo por la mañana viendo que vamos usar, trazar la ruta que vamos a tomar, contemplar el tráfico y no tomar “pequeñas” tareas antes de salir ya que pueden resultar no tan pequeñas.

Estar 15 minutos antes.

Si tu cita es a las 8:00 a.m., mentalízate de que la cita es a las 7:45 y trata de llegar a esa hora sin pensar en que tienes esos 15 minutos o de plano lo que puedes hacer es adelantar tu reloj unos minutos para ganarlos, pero hay que dejar de lado que lo hicimos.

Verifica la cantidad de tiempo que usas

Por ejemplo: sabes que un baño te toma digamos 20 minutos, y es lo que contemplas para bañarte, pero olvidas ese tiempo perdido en levantarte, buscar la toalla, buscar las sandalias, esperar a que salga el agua caliente, secarte, etc, en eso ya se fueron otros 20 minutos o más que no teníamos contemplados y que se pueden convertir en más, hay que verificar a detalle nuestra rutina para descubrir esos tiempos muertos.

No usar Smartphone

Cuando navegamos en Internet el tiempo pasa volando, ya sea en Facebook, en Twitter o leyendo alguna publicación y cuando acordamos ya son 10 o 15 minutos que perdimos por estar revisando cualquier detalle en el teléfono, el cual nos puede ayudar si hacemos una programación de alarmas, por ejemplo:

6:30 salir del baño – 7:00 vestirme – 7:15 desayunar… 8:00 salir de casa

De acuerdo a nuestra rutina, trabajar en una especie de contrarreloj con la ayuda del celular.

Duerme a tiempo

Por último, uno de los más importantes para mí, dormir a la hora que sabemos que vamos a descansar y que menos problemas tendremos para despertar, algunos requieren más horas que otros para dormir, pero todos sabemos cuál es la hora a la que debemos dormir para despertar sin problemas, nada de dormir dos o tres horas y por la mañana postergar la alarma tres o cuatro veces.

 

2 Comentarios

Comenta en el recuadro