Él llegó reclamando, gritando para que todos voltearan cuando la señalo:

– ¿Por qué le dijiste a mi novia que  nos habíamos acostado?

Ella sobresaltada lo volteo a ver y le dijo:

– ¿Yo? A ti no te conozco déjame en paz – contesto

– Claro que me conoces  soy el novio de Verónica, tu compañera de administración, por qué andas de chismosa diciendo cosas que no hice –reclamó el hombre.

– ¡Ah! De Vero, la alta de cabello castaño ondulado de puntas de lizas y piernas largas, ¿Ella? – Contesto sorprendida ella.

-Si ella.

– ¡Oh! Mira el hecho de que ella te vea guapo y piense que eres agradable, solo hace que piense ¿QUÉ VIO EN TI? Común, ordinario, prieto y sin forma espécimen, solo ella sabe que te vio, YO NO TE VEO NADA DE INTERESANTE O ATRACTIVO y por obvias razones YO NO ME ACOSTE CONTIGO – Termino gritando.

– Entonces por qué lo andas divulgando si tan mal te caigo – Dijo con aire triunfal

– Entiendelo de una vez, YO NO DIJE NADA –contesto ella con tono seco y cortante

– Pues tú eres Aliena, ¿no?

La misma que viste y calza, y hasta el diablo tiene miedo, hahahahahahhaa, pero bueno ya déjame en paz y desaparece de mi vista – Contesto visiblemente molesta.

A mi no me asustas, así que no me voy

– Mira espécimen raro, no es por asustarte solo déjame en paz…

– y si no quiero – interrumpió el espécimen en tono desafiante

– Ni mi tiempo – contesto  Aliena y se dio la vuelta dejándolo solo con su show

– A mi no me dejas hablando solo – grito el colérico espécimen y sin avisar agarro a Aliena del brazo, la jalo para sujetarla de los hombros – Mira escuincla pendeja no se quien crees que eres pero a mi me vasa respetar, vas a dejar de decir idioteces sire mi y no me vas a dar la espalda a menos que yo te lo pida, te quedo claro – el novio espécimen estaban tan cerca de Aliena podía sentir la menta de su aliento y como le golpeaban  las palabras cuando termino de hablar, soltó a la amiga de su novia y le dio una cachetada con tal impacto que le volteo la cara y después la empujo con tal fuerza que termino en el suelo. Él con Aliena en el suelo le grito:  SI ME ENTENDISTE, ¿VERDAD?

A lo que Aliena  sonrío y viéndolo directamente a la cara le dijo: NO, NO TE ENTENDI, VUELVELO A REPETIR.

El novio espécimen levanto un pie y se lo estrello en el muslo izquierdo, mientras se acomodaba el cabello volvió a gritar ME ENTENDISTE.

Aliena en un tono burlón le dijo: NO, NO ENTIENDO NO HABLO IDIOTECES. PUEDES INTENTAR REPETIRLO PERO NO TE GARANTIZO QUE LO ENTIENDA O QUE ME IMPORTE.

El novio espécimen cada vez más colérico volvió  a levantar el pie para pegarle pero Aliena no iba a permitir que aquel hombre le siguiera pegando,  así que giro para que él no tuviera a quien patear y de la intensidad perdió el equilibrio, él estaba intentando recuperar su centro y Aliena ya lo esperaba de pie con la mano en puño listo para golpearle la cara, él echo la cabeza hacia atrás para recibir un segundo golpe directamente en la mejilla, el novio no atinaba a saber que pasaba y antes de decir algo sintió un puñetazo directo a la nariz y la sangre llenarle la boca.

Aliena lo tenía de frente  y le dijo:

-A mi no me tocas, intento fallido de hombre.

El novio intento pegarla de nuevo por lo que Aliena se hizo para a tras dándole el espacio necesario para poder darle un golpe directo a las costillas y solo pudo escuchar como el hombre perdía el aire y las piernas le empezaban a fallar, cayó frente a Aliena, quien lo recibió con un rodillazo en la cara, el espécimen se fue de boca y solo atino a poner las manos en el piso para evitar una caída total.

Aliena lo tomo del pelo y le dijo:

Te dije que yo no hice esos comentarios, también que me dejaras en paz y desaparecieras de mi vista, te advertí y no me hiciste caso, ahora entiendes por que te paso lo que te pasa, ahora levántate – Aliena le dejo caer la cabeza, lo tomo de los hombros y lo levantó pero era muy difícil para el hombre tenerse en pie.

Viendo el espectáculo, la mujer que lo hizo ver su suerte le iba a dar el ultimo empujo para ayudarlo a caer, cuando escucho la voz de una señora que gritaba:

-Ya déjalo en paz, por el amor de Dios, déjalo que no ves que el pobre no puede ni pararse.

Ella buscando el origen de la voz, volteo en todas direcciones y solo encontró una multitud congregada alrededor de ellos, hombres y mujeres sorprendidos por igual, la voz que la regreso a la realidad volvió a decirle:

-Pero pobre creatura que te hizo para que lo dejaras en pan mal estado – Cuestiono con la preocupación en la voz.

-El desgraciado se lo merecía, llego gritando, insultando incluso él dio el primer golpe incluso cuando ella estaba en el piso, pero ella solo se defendió y creo que nadie lo esperaba. – Contesto una señora que estaba viendo todo desde el principio.

-De todos modos, ve como lo dejaste – insistía la mujer del principio.

El alboroto afuera de la universidad hizo que los guardias de seguridad se acercaran acompañados de unos alumnos compañeros de Verónica y Aliena, quien enseguida llamaron a la novia del maltratado hombre.

————————————————————–

El alboroto afuera de la universidad hizo que los guardias de seguridad se acercaran acompañados de unos alumnos que conocían de Verónica y Aliena, quien enseguida llamaron a la novia del maltratado hombre.

Ella llegó

Verónica llegó a final de la discusión cuando la gente se dispersaba y los de seguridad atendían a los involucrados para llevarlos a la enfermería de ser necesario o ante las autoridades pertinentes. La mujer vio como su compañera cojeaba un poco al caminar y su novio no podía ni ponerse de pie así que corrió a ver lo que tenía.

– Diego qué te paso, quién te hizo esto – pregunto preocupada.

Aliena se volteo al oír la voz de su compañera y le dijo:

– No mames, Vero no aguanto nada, ¿cómo puedes andar con esto?

– Tú sabes qué paso Ali. – pregunto Verónica ante la intriga de su compañera

– ¿Qué si lo sé? Querida yo lo deje así –Aliena después de contestar se río de manera casi burlona ante la cara de sorpresa de su amiga- pero no creas que fue solo pro que se me dio mi regalada gana sino por que el muy idiota de tu novio llegó gritando y reclamándome algo que no hice, según él yo dije que nos habíamos acostado, que yo habría tenido algo que ver con él, tan solo la insinuación me produce escalofríos, solo tú Vero le puedes ver algo a ese espécimen.

Vero estaba incada ayudando a su novio que al parecer no terminaba de incorporarse

– Cuando le dije que eso era mentira insistió y no conforme con decirme mentirosa me sacudió, me abofeteo, me tiro y me pateo así que opte por  defenderme, pero creo que tu noviecito no creyó que tuviera la mano pesado o que supiera lo mínimo de defensa personal y pues bueno… así quedo. Termino su relato Aliena quien ya estaba terminando de acomodarse el cabello.

La sorpresa  era lo único que se podía ver en el rostro de Vero, quien no terminaba de darle crédito  a lo que su compañera le decía, si bien no eran las mejores amigas tampoco eran enemigas y al ver como estaba su novio solo bajo la cabeza sacuciéndola de un lado a otro.

– Lo siento tanto Ali, creo que todo fue un mal entendido yo le dije que tú y él son personas muy pasionales y que si estuvieran juntos seria un gran experiencia que incluso podríamos hacer un trío, claro si tú aceptas acostarte con él…

– Hahahahahhahahahahahahaa – la carcajada estrepitosa de Aliena interrumpó el discurso de Vero – sorprendente aparte de todo, idiota y lento no entendió nada de lo que le dijiste ¡ay! No, Vero yo encantada me acuesto contigo pero con tu espécimen de novio ni loca yo tengo malos ratos pero no malos gustos, solo tú muñeca ves algo más en esa cosa aunque obvio a ti nunca te diría que no.

– Esta bien Alina, te veo en clase – contesto una Verónica sonrojada.

– No muñeca, te veo mañana en clase, hoy voy por mis cosas y me voy a mi casa. – Contesto Ali, se acerco a Vero para despedirse y en el momento justo de darle el beso, la tomo de la cabeza y la jalo ligeramente hacia atrás para plantarle el beso de despida en la boca, rosando sus suaves labios, acercando lo suficiente su cuerpo al de ella para sentir el calor de su piel, sintiendo como cambiaba su respiración con cada segundo que pasaban tan intimamente cerca. Aliena se acerco a decir adiós  y Vero quería decir hola.

Los pocos presentes quedaron sorprendidos mientras el novio terminaba de reponerse y Vero recobra la compostura después del beso de Aliena.

Comenta en el recuadro