El 10 de noviembre se dio a conocer en medios nacionales que el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) alcanzo a cubrir los requisitos para ser un partido político al cubrir 20 asambleas estatales y más de 400 mil afiliados.

MORENA es, por antonomasia, el bastión del dos veces candidato de la coalición izquierdista Andres Manuel López Obrador a la presidencia de la república; y me atrevo a decir que es la consolidación de su muy personalísimo proyecto para, de una vez por todas, colarse en los diferentes niveles del poder.

¿Es realmente necesario un cuarto partido de izquierda?¿Cual es el panorama de la izquierda mexicana hoy en día?

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), hasta hoy el mayor partido “de izquierda” en México se encuentra secuestrado desde hace años por una de sus tantas tribus, la de los llamados “Chuchos”. Señalado por muchos simpatizar de “pactar” servilmente con los gobiernos Calderonista y Peñista para la aprobación de reformas y leyes a conveniencia del ejecutivo. Señalado por fraude en sus procesos internos, refugio de figuras deleznables como “el señor de las ligas”.

El PRD se encuentra hoy en día apocado por el triste papel de sus dirigentes y la falta de liderazgos claros y la carencia de cuadros nuevos en sus filas. Quizá las figuras más sólidas de este partido son el ex jefe de gobierno del DF, Marcel Ebrard y su fundador y líder moral Cuauhtémoc Cárdenas. El primero más enfocado en construir una imagen para las elecciones de 2018 y el segundo, inhabilitado para dirigir al perredismo por los propios estatutos del partido del sol azteca.

El Partido del Trabajo (PT), que en algún momento representó la vía socialista, por lo menos en su ideología y estatutos, es hoy un partido satélite, alrededor de alianzas para sobrevivir procesos, con una fuerza mediana en algunos estados del norte y el Distrito Federal. Es el coto de poder que mantiene a Alberto Anaya brincando de la dirigencia a alguna senaduría o diputación.

El Movimiento Ciudadano, antes Convergencia por la Democracia, es otro partido satélite, creado por el exgobernador de Veracruz, Dante Delgado, preso político del salinismo. Al igual que el PT sólo ha sido un trampolín para que Delgado y allegados sigan viviendo de las prerrogativas de ley.

¿Qué tiene diferente MORENA de sus primos izquierdistas? ¿Realmente la supuesta honradez con la que se conducirán, manejaran sus recursos y regularan su acción será eso y no una pantalla publicitaria?

Más allá de Andrés Manuel, ¿Quiénes están detrás de MORENA? ¿El fantoche de Marti Batres? ¿A Clara Brugada, quien difícilmente ganaría una diputación en las urnas? ¿El multipartidario Ricardo Monrreal?

El mensaje de MORENA es claro, la izquierda sigue dividida, débil, incapaces de construir un proyecto de nación, mucho menos de convencer al electorado.

Repito ¿Necesitamos otro partido de izquierda?

COMPARTE en:
Miguel Pérez
Miguel Pérez, profesional del comercio exterior subempleado con una malsana obsesión por ser escritor. Ensayista, narrador y cuentero totalmente desconocido y parcialmente deslactosado. Escribe en su blog Gegenverfrendungs-Effectk (http://www.en-el-divan.blogspot.mx/) desde 2005. Ha colaborado en varias revistas electrónicas.

1 Comentario

  1. Buen artículo, nos da una idea de como se encuentra la situación de los partidos de izquierda en México y a mi como a millones de mexicanos nos refuerza la percepción, (después del ‘fracaso’ de dos gobiernos panistas y del triste y funesto regreso del pri al gobierno), de que ‘NI A CUAL IRLE’. Saludos.

Comenta en el recuadro