Pues sí, definitivamente existen esos libros, películas y canciones que nos hacen derramar más de una lágrima. Lo he experimentado, remueven mucho dentro de nosotros; eso, aunado al hecho de que al llorar el cerebro busca las memorias más tristes de nuestras vidas para avivar el llanto, puede hacer de dos lagrimitas un verdadero mar.

Estuve preguntando a la gente que películas, libros y canciones los hacen llorar y obtuve bastantes respuestas; en lo personal, a mí me llegan las cosas cursis. Debo admitir que soy demasiado romántica y veo esas películas que te dejan moqueando y con la esperanza de que existe el amor. Un ejemplo claro de ésto es la clásica y conocida película de Diario de una Pasión. Ya saben la de los viejitos, en la que el viejito le lee la misma libreta a su esposa esperando que por unos segundos ella lo recuerde, lloro como si no hubiera un mañana.

Películas así hacen que llores, igual que ver La vida es bella, La última canción, La princesita, Cadena de favores, Up (en el inicio claro, digo se muere la viejita ¿qué ser sin corazón no llora?), Hatchi: Siempre a tu lado, Spirit, El estudiante, La decisión más difícil y muchos mencionaron No se aceptan devoluciones. Básicamente si vemos son películas donde alguien muere, tiene alguna enfermedad o pasan por procesos de separación; situaciones con las que podemos relacionarnos como seres humanos, es decir, mueven parte de nuestros recuerdos o miedos, el perder algo valioso como nuestros seres queridos o la salud.

En libros, diré que lloré con Harry Potter, pero admítanlo ¡es muy trágico que muera Sirius Black, Snape, Dumbledore y Dobby! Son momentos que marcan la historia, si no lloraste definitivamente no tienes corazón. Claro que también puedes llorar, como muchos otros me dijeron, leyendo Los ojos del perro siberiano de Antonio Santa Ana, Donde habitan los ángeles de Claudia Celis, Flores para Algernon de Daniel Keyes, El niño de la pijama de rayas de John Boyne,  Flores en el Ático de V.C. Andrews, digo son algunas sugerencias si quieres caja de pañuelos. Cabe resaltar que mis contactos adolescentes mencionaron Crepúsculo de Stephenie Meyer, pero bueno cada quien llora leyendo lo que quiere.

Al preguntar sobre canciones me topé con gran variedad de respuestas, algunas caían en las típicas canciones de desamor, las clásicas de “me dejaste y quiero arrojarme del borde del Titanic”, por ejemplo Perdón de Pambo, Love Will Tear Us Apart de JOY DIVISION, I don’t love you de My Chemical Romance, Cancer de My Chemical Romance, Stay de Miley Cyrus, Me cuesta tanto olvidarte de Mecano, Everybody Hurts de REM, Hallelujah de Rufus Wainright  La Incondicional de Luis Miguel, entre otras. Aquí creo que especialmente mencionaron canciones que fueron dedicadas en algún momento a la pareja. El segundo tema más popular lo tomé como “canciones de padres e hijos” ¿por qué? pues porque mencionaron Beth de Kiss, Tears in Heaven de Eric Clapton y Slipping through my fingers de Abba.

Sea como sea, tras mis breves encuestas me di cuenta de algo; como lo mencioné con las películas, la gente llora la pérdida, le duele aquello que sabe que es factible que ocurra como la muerte, el término de una relación, la enfermedad de alguien amado, las carencias, el sufrimiento, la soledad. Los autores de éstas obras saben remover nuestras fibras sensibles, nuestros recuerdos, nuestros miedos y engancharnos con lo que quieren transmitir. Y claro, hacernos llorar como si no hubiera un mañana.

Así que ya lo saben, si quieren un fin de semana abrazados a su caja de pañuelos tienen varias opciones para leer o películas para rentar y llorar a gusto. ¿Tienes alguna otra que no se haya mencionado?

1 Comentario

Comenta en el recuadro