Una afición que no deja de apoyar. Quieran o no, México es un país muy futbolero y el día de ayer se pudo ver un estadio lleno y con gran apoyo a la selección, a pesar de los malos resultados, todavía hay aficionados (incluyéndome) que si creen en la selección y que por supuesto la quieren ver en el Mundial.

Ahora bien, en esta ocasión voy a dejar mi papel de aficionada. Ayer hablando con unos amigos, me quedé pensando en lo que realmente ha hecho la selección, y como lo dije en  una nota anterior: “México no debería ir al Mundial” pero ¿por qué no? Creo que es más que lógico, que la Selección  ha tenido un mal desenvolvimiento a lo largo de las eliminatorias, sin olvidar el reciente fracaso en la Copa de Oro.

Para ser sincera, nuestra Selección Mexicana, carece de actitud, simplemente no pesa en la cancha. El equipo ha pasado por varios cambios, que en lugar de beneficiarlos, los perjudica; el cambio de directores técnicos, la presión de ganar, envidias, regaños, y de más síntomas,  son lo que  generan una gran tensión, es tanta la presión, que al momento de salir a jugar se quedan cortos, su falta de precisión en los pases, jugadas fallidas, hasta la falta de pasión y amor a la Selección se pone en duda.

Pero ¿si nos vamos al mundial? si, soy la primera que lloraría, por el  sentimiento de amor al futbol, pero en el fondo sabría que fue lo mejor, porque a nuestra selección le falta disciplina, necesitamos un equipo totalmente renovado, que al pisar la cancha se note el nivel de juego y esa claridad al tocar el balón. Y es cierto, sí hablamos de mundiales en los últimos años, pues nunca se ha dado una actuación de la cual sentirnos orgullosos, pero entonces para que seguir en un camino que siempre nos va llevar a lo mismo, mejor aprender de los errores y transformar al equipo, en todos lo sentidos.

En fin, en cuanto al partido, sólo puedo decir que Chícharo, todo mal, ese penal mal cobrado, de risa, digo igual fue el karma, porque ni penal era, Giovanni, ni se notó. Bien por Rafa Márquez, Chaco Giménez; que con todo y golpe, se entregó en la cancha, Oribe Peralta; “el hermoso” nunca nos falla con esos goles  y por supuesto, la estrella de la noche, Raúl Jiménez, el golazo con el cerró se convertirá en historia y sin duda, es un  jugador que va por buen camino y que poco a poco se consolida como uno de los mejores delanteros mexicanos.

Sólo me queda decir, que a pesar de todo, #yosicreo en la Selección y si vamos al Mundial, podemos esperar sorpresas, digo el triunfo en los Juegos Olímpicos no se olvida, pero se vale ser objetivo y realista.

Golazo de Raúl Jiménez

1 Comentario

Comenta en el recuadro