Hay miradas que cautivan, ojos que no se pueden olvidar y parecen seguirte hasta el día de tu muerte. Es tanto el fetiche que se puede tener con el sentido de la vista que Japón ya se hace algo al respecto.

Resulta que en el país nipón está de moda lamer los globos oculares como muestra de afecto, esta práctica es conocida como oculolinctus. Se dice que un profesor descubrió sorpresivamente que sus estudiantes se lamían los ojos, poco después como reacción habían  aumentado los casos de infecciones oculares.

Todo esto se dió a conocer en blogs de Asia y las reacciones a nivel mundial no se pudieron hacer esperar considerando esto un acto burdo y peligroso.

Expertos en el tema advierten que la práctica de esta moda es repulsiva ya que la lengua tiene muchas bacterias que afectarían un órgano tan sensible como lo es el ojo

lamer los ojos
lamer los ojos

“Esta es una práctica peligrosa que tiene el potencial de difundir un número de bacterias que residen en la boca al ojo, lo que resulta en infecciones bacterianas tales como conjuntivitis”, afirmó el doctor Robert Glatter, en declaraciones a la televisora CBS

Además se dice que lo más extremo a lo que puede llegar es a infectarse de clamidia y herpes, produciendo ceguera. Así que si queremos mantener a nuestros ojos sanos y salvos de enfermedades de transmisión sexual hay que cuidarlos.

Muchos afirman que esta moda se debe a un grupo musical llamado Born, donde en su video salen haciendo esto de forma muy casual. Los jóvenes cuales borregos en busca de experiencias y novedad, no descartan la práctica de esto sin tomar conciencia de lo dañino que puede ser.

Aunque cabe aclarar que es algo ambigua la forma en que se dice que se descubrió esta práctica, no se descarta la idea de que algún ocurrente o chistoso vaya realizar esto  poniendo en peligro la salud de un ser humano y/o animal (uno nunca sabe). Bien dicen por ahí, caras vemos mentes no sabemos.

Que pasen buen fin de semana y recuerden:

Ojos que dicen no ver, es porque quizá han sido lamidos.

1 Comentario

Comenta en el recuadro