Estamos atrapados en la mentira de la no-libertad. No hablo de la esclavitud, sino de la no-libertad, la carencia de la misma sin ser preso a la voluntad de otro.

Con esa pequeña frase quiero comenzar una reflexión en ti, lector.  Seguidamente te quiero preguntar algo: ¿Eres libre? ¿No dependes de nadie?

Podría pasearme por la colección de autores que tocan el tema de la libertad y, aun así sólo lograría generar más texto sin una respuesta definitiva. Expondré entonces dos puntos de vista y daré el mío, buscando la reflexión de parte del lector. Al final, todo lo que diga solo deberá servir para que tú saques tus propias conclusiones.

La libertad en sociedad o “sociedad libre”

Quiero comenzar diciendo que acá hablo del hombre como un ser conductual. El hombre, el ser humano,  no es una criatura atrapada en las respuestas instintivas de la naturaleza. Todo lo contrario, es un ser que razona, analiza y emite un juicio basado en el análisis de la situación.

Siendo una criatura de conductas, positivas o negativas, que busca la autorrealización o la autodestrucción, el hombre entonces es libre porque siempre va a seguir lo que su razón le diga.  Al juntarse en comunidad, los distintos razonamientos entran en una convivencia dinámica, donde los unos modifican las conductas de los otros. Entran en la sociendad las leyes, invención del hombre para protegerse del daño que pueda hacer el prójimo.

Así, el hombre se crea límites “morales y éticos” para proteger la libertad de los miembros de una sociedad. El “No matarás” y el “No robarás”, etc. Somos libres entonces de hacer lo que queramos, siempre que estemos cumpliendo las leyes.

¿Es esto libertad? Si quiero salir desnudo, ¿por qué no puedo? Es mi cuerpo y no quiero cubrirlo con ropa. ¿No tengo libertad sobre mi cuerpo? Algunos dirán que como los otros tiene el derecho de protegerse de ver mis miserias desnudas, yo tengo el deber de cubrirlas.

Otros dirán que las leyes son una manera de quitarnos libertades, porque limitan nuestra conducta. Anarquistas les dicen por ahí.

¿Quién tiene la razón? ¿Somos libres si sólo podemos hacer lo que nos dicen que hagamos? Lo dejo a tu opinión.

La libertad del alma o “libre albedrío”

Sin querer entrar en polémicas religiosas, diré esto del punto de vista más personal. Quien no esté de acuerdo conmigo es perfectamente libre de refutarme.

El hombre conoce a Dios o Dios llega al hombre y conocemos su omnipotencia y omnipresencia. Pero previo a eso, nos da lo que llamaríamos “libre albedrío”.

Dios, en su omnipotencia, es capaz de ver el pasado y el futuro, sabe incluso qué haremos y, según dicen algunos, nuestras acciones son voluntad de Dios. Si Él realmente nos deja ser libres, ¿la noción de que su voluntad se cumple a través de nosotros no significaría que realmente solo somos títeres? Ateos y demás se sirven de esta primicia para negar la existencia de Dios. Es un razonamiento bastante fuerte, debo admitir.

Sin embargo, Dios nos deja en el mundo desnudos y solos, queriendo para nosotros lo mejor. Queriendo para nosotros que su voluntad, la cual no es voluntad sino un deseo paternal de bienestar, se cumpla. Él nos da el libre albedrío para que elijamos ser lo que queremos ser, pero tiene un plan para nosotros desde antes de venir al mundo: Ser buenos e irnos al cielo (como se diría en la calle).

Entonces Dios deja de ser un dictador en nuestras vidas y se vuelve un consejero, no nos dice qué hacer, sino que nos dice qué sería lo mejor para nosotros. No se vuelve una negación a la libertad del alma sino un defensor de la misma.

Al final, ¿qué nos queda?

Estamos atrapados entre una sociedad que no nos deja ser porque siempre estará papá gobierno detrás de nosotros y una conducta religiosa que nos dice que nuestra alma está siendo vigilada 24/7 por un Dios omnipotente.

¿Somos o no somos libres? : ¿Mi repuesta? Eres tan libre como tu mente te deje.

¿Crees que el gobierno y el capitalismo y Google y Facebook te están vigilando y nunca saldrás de sus garras? Vive con miedo y nunca rompas las leyes ni los Términos y Condiciones. Si eres feliz de esa manera, no veo por qué preocuparte.

¿Dios y Shiva y Alá te vigilan y si no les haces caso te vas a ir a la chasca? Vive con miedo y siempre paga lo que debes, nunca dejes de rezar por las noches y los domingos ve a misa. Si eres feliz de esa manera…

¿Te vale quién te esté viendo y vas a salir desnudo a la calle gritando blasfemias? Eres bienvenido, con locos como tú es que el mundo progresa, porque las cadenas que creemos tener no son físicas sino mentales y tú, tú mi compañero no estás encadenado a nada. A menos que te agarren los policías, esos si te van a encadenar.

COMPARTE en:
NeoStaff
El Staff de NeoStuff está formado por una docena de integrantes capaces de escribir sobre todas las temáticas que encuentras en la revista. También nos encargamos de contestar todas tus dudas lo más rápido posible

Comenta en el recuadro