La Gran Muralla China fue construida durante el siglo V a. C., hasta el siglo XVI d. C., con el fin de poder proteger al imperio chino durante las múltiples guerras de conquista que se daban por parte de grupos nómadas, mongoles y Manchuria.

La Gran Muralla China permite firmar a los turistas su nombre

La Muralla China cuanta con una longitud de 8, 851 km de largo, el cual va desde la frontera con Corea del Norte, al borde del río Yalu; hasta llegar al desierto de Gobi, que se encuentra al sur de Mongolia.

Esta muralla sirvió para proteger a China, principalmente a la dinastía Ming, y hoy la Gran Muralla China es considerada un  Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987 y considerada una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno en 2007.

Ahora el gobierno de China ha decidido que los turistas podrán grabar su nombre en un tramo de ella, todo esto con el fin de proteger la muralla de pintas a lo largo de su edificación.

Ya que por años se intentó que no sufriera de pintas o de alguna otra alteración en la misma; pero ahora se decidió que los turistas pudieran dejar su nombre grabado en un tramo de la Gran Muralla China.

Firmas-en-la-Gran-Muralla-Chin_54402039357_54115221154_600_396Todo esto se dio a conocer a través del diario China Daily y según la publicación en donde se realizan más este tipo de actos de firmar el nombre es en la torre de Mutianyu, a unos 70 km al norte de la capital Pekín.

Ya que actualmente Mutianyu, es uno de los tramos más visitados de la Gran Muralla China, es por eso que los responsables de la conservación de la misma han decidido que se emplearán las zonas para la firma a otras dos torres y de igual manera está la idea de que se creé una especie de muro electrónico, todo esto con el fin de que también se pueda firmar ahí y no se dañe más la Gran Muralla China.

Comenta en el recuadro