Pareciera que poco a poco la sociedad quiere destruirse y sacar lo más oscuro de su ser…, y no sólo lo vemos con el último atentado el día de ayer en la Riviera Francesa, para ser más exacto en Niza, sino a lo largo y ancho del planeta, pasando por Bélgica, los países Euro-Asiáticos, y todos los países que tienen conflictos civiles (incluyendo el caso más grave que es Siria y los miles y miles de desplazados) y no olvidar lo que sucede desde hace más de 20 años en algunos países de África.

Los conflictos de destrucción y choque de ideas suceden hasta en los países más desarrollados, tal fue el caso en Noruega, que se encuentra en el Top 5 de los países más felices del mundo, pero que una persona con ideales extremos y que no obstante con esta peculiaridad, hace poco más de 2 meses el mismo personaje ganó una demanda al gobierno por violación a sus derechos humanos.

Lo ocurrido en Niza, sólo sigue una cadena de rigor y odio y hasta tal vez manipulación o siembra del terror por parte de grupos subversivos y hasta reacios de lo que acontece a nivel mundial, sin embargo, no tiene ningún nivel de justificación lo que hacen día con día, recordemos que en dado caso que haya sido EI o ISIS, han destruido una cantidad de patrimonio histórico que nunca podrá recuperarse y que como todo lo que está a nuestro alcance sólo servimos para destruir el lugar donde vivimos, sea natural o construcciones muy antiguas.

Aunado a lo terrible que resulta ser el caso de Niza, las personas tienden a darle mayor publicidad a algo tan atroz, colocando miles de videos recorren e inundan lo acontecido, porque es lo que “vende”, el morbo alimenta el extremismos de estos personajes que ganan adeptos con sólo quedarse cruzados de brazos, mientras los medios lo repiten una y otra vez.

Los adeptos extremistas también suceden de este lado del Atlántico, el botón muestra es la barbarie inusitada en EE.UU. desde hace mucho tiempo con la libertad de comprar y traer armas a diestra y siniestra (por si no sabían en México también cualquier persona puede traer armas de acuerdo a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, cumpliendo ciertas reglas) y que han acabado con la vida de muchos estudiantes y personas, pero no obstante con ese radicalismo en últimas fechas hemos visto que el odio, el racismo, la supremacía, son focos de atención que tal vez nunca se detendrán y algún día sucederá una tragedia, lo último lo vimos con la caída de 5 policías blancos a manos de 2 francotiradores (por cierto eran exmarines).

El extremismo insólito sólo nos lleva a ver que no trae nada bueno, ya lo decía Esquiló “la violencia genera violencia”, y también parafraseando a Gandhi decía: “la violencia es el miedo a los ideales de los demás”, y es bastante cierto, y hasta lo podemos ver día a día en el transporte público si no estás de acuerdo con algo o hay un diferendo de opinión, los hechos terribles sólo hablan de una descomposición humana que está tocando límites insostenibles de negociación de paz y que pareciera que no sólo en México estamos acostumbrados a la “violencia”.

Peculiaridad

El Ejecutivo quiere recuperar un poco de fuerza cancelando los sistemas de “blindaje” que se habían autoimpuesto los gobiernos de Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo, pero realmente ¿eso ayuda?, existen una serie de denuncias y demandas que sólo siguen ahí, en el escritorio, la ASF tiene más de 25 denuncias penales por desvío de recursos y ¿quién ha hecho algo?

Comenta en el recuadro