Muchas veces al empezar una relación sentimos miedo, y no de que no funcione o que sea malo/a en la cama, de algo mucho más simple…de que sea infiel. Pero ¿por qué?

Bueno muchas veces este miedo es parte de nuestras experiencias, digamos que seguimos la frase de “una vez infiel siempre infiel” o “todos/todas son iguales” a lo cual déjame decirte bebé que NO ES ASÍ.

Como dije en el post pasado, la fidelidad es mezcla de muchas cosas y hacen que la pareja sea madura y el miedo a que te sean infiel simplemente viene de las experiencias, no necesariamente las tuyas también puede ser de alguien más pero ese hecho se te quedo bastante grabado. Ejemplo: puede que tus padres aparentemente tuvieran un matrimonio hermoso pero un día descubriste que tu mamá le era infiel a tu padre desde hace mucho y tu cuento de hadas se quebró.

Ese hecho seguramente te llevo a pensar que la fidelidad no existe y que tarde o temprano una pareja por más feliz que sea va a romperse por una infidelidad. O padres/madres que repiten todo el tiempo “Los hombres/las mujeres son infieles así que ten cuidado” o una frase por el estilo; esto nos hará crecer con la idea de que al encontrarnos con una pareja seguramente nos será infiel.

Lo más curioso del asunto es que ese hecho quedará grabado de forma inconsciente, es que estamos llamando a que eso ocurra o elegimos parejas potencialmente infieles. En psicología conocemos a este fenómeno, si es que podemos llamarlo así como “profecía auto cumplida”. Digamos que en palabras simples y comunes, buscamos que nuestro miedo se cumpla o que esa idea recurrente se manifieste. De tanto creer que todos/todas son infieles buscamos gente que lo es para hacerlas nuestra pareja.

Mientras más miedo tenemos a que nos dejen, nos dejen de amar o nos “pongan los cuernos” hacemos que eso ocurra. Incluso nos auto saboteamos para que pase, es como si realmente quisiéramos que eso fuera verdad.  El miedo a que nos sean infieles baja nuestro valor, nos hace menos atractivos para la pareja, incluso nos vuelve novios psycho que en cualquier mínima señal vemos un engaño y es obvio que nadie quiere estar con alguien así.

Los celos no son arma para la fidelidad, al contrario son lo que más va a provocar que esto disminuya, asfixiar a alguien no te hará un buen prospecto de pareja, de tanto cuidar al otro vas a terminar aburriéndolo y haciendo que huya con orden de restricción incluida. Tip: la fidelidad implica confianza en que precisamente tu pareja NO TE SERÁ INFIEL.

Por otro lado, no exijas algo que no estás dispuesto a dar. ¿Quieres fidelidad? Empieza tu por ser fiel, deja de obsesionarte con ello, vive el momento, haz que tu pareja se sienta especial, respeta su privacidad y libertad, no la ahogues y que tu confianza sea la base del compromiso de fidelidad.

Ahora bien, ¿dónde conociste a tu pareja? Este puede ser un factor importante. ¿En qué sentido? Bueno creo que los antros y las páginas de citas no son precisamente el lugar donde abundan más personas que quieren algo formal ¿o sí? Es como buscar un novio fiel en una convención de mujeriegos o una novia fiel en un perfil de Twitter donde el avatar de la chica son sus senos ocupando todo el recuadro. Estos no son los sitios más adecuados para encontrar a una pareja fiel.

Antes de que pongan el grito en el cielo, déjenme explicar mi postura. Este tipo de personas muchas veces buscan una aventura de una noche, sexo casual y ya, no una relación larga, tendida y formal así que son potencial a infidelidad. O sea, la gente va a los antros o bares a conocer una aventura de una noche no a su futuro esposo. Si estás consciente de ello entonces eso te puede generar dudas sobre el nivel de compromiso en la relación.

Entonces consejo, déjate de “chaquetas mentales” relájate y olvida el pasado, si te fueron infieles pues mal por ellos/ellas. Mereces algo mejor y es lo que tienes que buscar, suelta esos recuerdos y abraza el presente que es lo que tienes. Deja de llamar la infidelidad, busca una pareja que te de lo que estás buscando: compromiso. Asegúrate de que ambos están en el “mismo canal” y sólo me queda desearte suerte, recuerda CERO MIEDOS.

Comenta en el recuadro