Existen miles de razones por las que tengo que aceptar que eres diferente, especial, único y no es sólo la forma en que me haces sentir.

Quizá la forma en la que tu niño interior sigue vivo, esa sonrisa, esa pasión, eso que nunca había notado en nadie más y no sé explicar, pero me enamora. Esa sensación de que puedo hablar contigo por horas y que sigan saliendo temas para continuar la conversación.

La forma en que me miras, tan seguro y la manera en que tomas mi mano y logras que olvide el mundo. Tú y esa forma en la que me rodeas con tus brazos y secretamente deseo que no me sueltes nunca más.

Lo sé, es demasiado pronto pero has capturado mi alma y mi corazón; algo me dice que eres a quien estuve buscando y la única persona con la que quiero estar.

Déjame soñar, no dejo de pensar en ti y en todo lo que puede pasar, no quiero apresurarme, hay tiempo y no deseo poner etiquetas a lo que siento, pero si te gusta y debo, entonces llámalo amor.

Comenta en el recuadro