Entre finales de los ochenta y principios de los 2000, Eddie Murphy fue una de las estrellas de la comedia más famosa entre el gran público. Murphy salió de la escuela de Saturday Night Live y protagonizó éxitos de taquilla como Profesor Chiflado y Shrek, pero en 2007, luego de estrenar la tercera parte de Shrek, Hollywood decidió pasar completamente del actor (y por lo tanto el público también). Desde entonces, en casi 15 años, apenas ha conseguido estrenar ocho películas, todos fracasos de público y taquilla a excepción sus dos últimos trabajos: Dolemite Is My Name (disponible en Netflix) y ahora Un príncipe de Nueva York 2 (Coming 2 America, disponible en Prime Amazon).

Después de conseguir nuevamente la aprobación de la prensa especializada el año pasado con Dolemite, biopic de Rudy Ray Moore, que le valió al menos cinco nominaciones en premios de renombre; este año ha conseguido la atención del público con Coming 2 America, primera película de streaming en alcanzar el número uno entre el público en lo que llevamos de 2021 (y eso que se ha estrenado el mismo día que Raya y el último dragón). Eddy Murphy ha elegido hacer una secuela de la película que lo llevó a la fama 33 años después y le ha funcionado pero ¿por qué?

¿De qué trata Un Príncipe en Nueva York 2?

Coming 2 America (título original) es una secuela de Un Príncipe en Nueva York, ambientada treinta años después de la primera entrega. En la cinta original, Murphy interpretaba a Akeem, príncipe de Zamunda (un país ficticio africano que visto en esta época recuerda a Wakanda), que decide ‘vivir su vida como un chico normal’ y se traslada a Nueva York en compañía de su mejor amigo Semmi (Arsenio Hall); en la gran manzana, el príncipe atraviesa por muchas situaciones, entre esas, conocer el amor de su vida.

Ahora, en la actualidad, Akeem ha sido nombrado Rey y tiene un hijo que vive como un chico normal por lo que se ve forzado  a regresar a Nueva York para poder localizarlo. Así se desatan una serie de situaciones que si bien cuenta con un aire renovado, también apela a la nostalgia de la primera parte.

Un guiño a la nostalgia

Lo que encierra la historia es una mezcolanza de travesuras familiares en Zamunda, enfocada principalmente siguiendo a Lavelle (Jermaine Fowler) mientras se prepara para ser un príncipe.  Y por momentos se pueden reconocer referencias directas a la primera entrega, el inconveniente, es que al tratarse de otro director (Craig Brewer) el tono es muy diferente del original de John Landis.

A pesar de lo que diga el título, la mayor parte de la película está ambientada en Zamunda, y gira en torno al estado del país ficticio en lugar de lo que está sucediendo en Queens, tal como ocurría en la primera parte. El mayor cambio en la secuela es tener un ritmo mucho más rápido.

Eddie Murphy y Arsenio Hall no han cambiado mucho en los últimos 30 años y su química en pantalla está tan fuerte como siempre y se agradece que hayan decidido conceder escenas de estos personajes juntos. Sin embargo, su verdadero talento está en transformarse en múltiples personajes, cada uno más único (aunque estereotipado) que el anterior. Hazaña que repiten nuevamente en esta entrega.

¿Qué personajes volvieron? ¿Dónde han estado estos actores?

Como hemos dicho, uno de los puntos a favor en esta entrega es que a pesar de aportar un tono nuevo, juega muy bien con la nostalgia ¿y puede haber algo más original que reunir a todos los actores del elenco original?

Eddie Murphy como Akeem Joffer

Eddie Murphy, de 59 años, interpreta al príncipe Akeem Joffer, príncipe de Zamunda, tanto en Coming to America como en la secuela de 2021, Un príncipe en Nueva York 2.

El actor ganó el Globo de Oro al Mejor Actor de Reparto y obtuvo una nominación al Oscar por su papel en Dreamgirls. Ganó su primer premio Primetime Emmy como actor invitado destacado en una serie de comedia por presentar Saturday Night Live en 2019. Fue la primera vez que el alumno de SNL presenta el programa desde 1984.

Arsenio Hall como Semmi

Arsenio Hall, de 64 años, interpreta a Semmi, el amigo de Akeem, en Coming to America y Coming 2 America. Al igual que Murphy, interpreta personajes secundarios adicionales en las películas. El año siguiente a Coming to America, Arsenio comenzó a presentar su propio programa de entrevistas, The Arsenio Hall Show. El espectáculo se desarrolló de 1989 a 1994 y nuevamente de 2013 a 2014.

Ha aparecido como él mismo en varios programas a lo largo de los años. También ganó la temporada 5 de Celebrity Apprentice. Arsenio es muy reservado sobre su vida personal.

Shari Headley como Lisa

El papel destacado de Shari Headley fue interpretar a Lisa McDowell en Un Príncipe en Nueva York. Lisa y Akeem se enamoran durante el transcurso de la película y se casan al final de la misma. Shari, de 56 años, vuelve al papel de Lisa en Un Principe en Nueva York 2.

Después de Coming to America, Shari apareció en otras películas como The Preacher’s Wife, Johnson Family Vacation y Goosebumps 2: Haunted Halloween.

James Earl Jones como el rey Jaffe Joffer

James Earl Jones, de 89 años, interpretó al rey Jaffe Joffer, el padre de Akeem y rey ​​de Zamunda. Él también regresó para la secuela. Madge Sinclair, quien interpretó a la madre de Akeem y la Reina de Zamunda, falleció en 1995.

James tiene una de las voces más icónicas de Hollywood. Todo el mundo lo conoce como la voz de Darth Vader en la franquicia de Star Wars, pero también se hizo conocido por dar voz al personaje de Mufasa en la película de Disney de 1994, El Rey León.

John Amos como Cleo McDowell

John Amos, de 80 años, regresará como Cleo McDowell, el padre de Lisa, en la secuela de 2021. Después de la película original de 1988, John apareció en películas notables como Die Hard 2, Madea’s Witness Protection y Uncut Gems.

También ha tenido papeles importantes en televisión. Lo vimos como el almirante Percy Fitzwallace en The West Wing de 1999 a 2004.

Identidad propia

Sin embargo, a pesar de todos estos rostros reconocibles, es Lavelle, el hijo de Akeem, quien actúa como nuestra ventana de regreso a este mundo. Tanto él como nosotros, el público, estamos explorando un territorio casi desconocido (Zamunda no tenía protagonismo en la primera parte). Y, se agradece que la película, aunque homenajea a la primera, no intente contar la misma historia. De hecho, ahora los roles están invertidos. Akeem es el padre que lucha por proteger a su país, confiando en la tradición para hacerlo. Lavelle es el hijo que solo quiere ser feliz, sea príncipe o no. En esto, Lavelle nos recuerda a un joven Akeem, y parte del corazón de la película original se traslada a su secuela.

Leslie Jones agrega su estilo habitual de comedia como la madre de Lavelle, Mary, y seguramente será uno de los personajes más memorables. Uno de mis momentos favoritos es entre ella y Lisa (Shari Headley).

Un Principe en Nueva York 2 nunca iba a capturar la magia de la primera película, pero nos ofreció más de lo que podíamos esperar. No solo es una ´secuela’ es una historieta que da continuidad y evolución a los personajes. Como Akeem que se le permitió tener fallas y, al aprender la lección, recordó quién era y la clase de rey que quería ser. Ha transmitido ese conocimiento a sus hijos, quienes continuarán marcando el comienzo de la era moderna en su ausencia.

Tal vez en otros 30 años tengamos Coming to America 3, donde veamos a Meeka, hija de Akeem, (interpretatada maravillosamente por Kiki Layne) gobernando un reino y enseñando a su propia hija lo que significa ser reina. ¿Ya la viste? ¿Qué te pareció?

Un Principe en Nueva York está disponible en Netflix y Un Principe en Nueva York 2 está disponible en Prime Video.

Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí