Como uno de los asesinos en serie más famosos de todos los tiempos, solo el nombre de Ted Bundy es suficiente para recordar a las personas las innumerables atrocidades que cometió. En una docuserie de cuatro episodios de Netflix, «Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy«, el público escucha los pensamientos reales de Bundy sobre los asesinatos y los eventos que los llevaron a cabo, junto con entrevistas de personas que fueron parte de su vida.

¿Quien fue Ted Bundy?

Conocido por los asesinatos de al menos 30 mujeres, Theodore «Ted» Bundy, ha sido una fascinación para el público desde que su historia se escuchó en todo Estados Unidos -y el resto del mundo. Su juicio por asesinato fue el primero televisado.

Bundy creció en Tacoma, Washington, y su primer asesinato conocido tuvo lugar en la Universidad de Washington, donde se licenció en psicología.

Finalmente, Ted Bundy viajó a través de Oregon, Utah, Colorado, Florida y una lista de otros estados, donde se libró de asesinato durante años sin que la policía lo atrapara. En 1975, un oficial de policía lo detuvo en el tráfico y luego le impusieron la pena de muerte en la penitenciaría estatal de Florida.

Fotograma de ‘Las cintas de Ted Bundy’, retratos de algunas de las víctimas

Mientras estuvo en prisión, se reunió con el periodista Stephen Michaud, quien convenció a Bundy para que contara su historia desde la perspectiva de una tercera persona hablando como un testigo experto en lugar de un acusado. Como Bundy narra lo que «cree que alguien hizo«, se muestran entrevistas de los detectives, amigos y quienes interactuaron con Bundy durante la década de 1970, dando mayor detalle y perspectiva a las palabras finales de Bundy.

Entonces ¿de qué trata Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy?

Netflix ya creó una serie original centrada en cómo el FBI comenzó a perfilar asesinos en serie. Fue la serie Mindhunter que se en 2017. Y tal como se menciona en Las cintas de Ted Bundy, este fue uno de los primeros casos en los que se puso en uso el término.

Fotograma de ‘Las cintas de Ted Bundy’

A lo largo del documental, las inconsistencias en la vida de Bundy surgen de sus propias palabras en comparación junto con los relatos de quienes lo conocieron. Por ejemplo, en el primer episodio, se presenta a la amiga de la infancia de Bundy, Sandi Holt. Cuando Bundy narra su infancia, pinta un cuadro de una vida perfecta con buenas calificaciones, muchos amigos y habilidades atléticas. A la inversa, Holt afirma que Bundy fue un marginado durante la mayor parte de su vida, creció con un impedimento del habla y tuvo problemas para conectarse con los que lo rodeaban.

A medida que su personalidad de marginado se amplificaba, aparecerían pequeños indicadores de su futuro.

La contradicción en sus historias revela la situación mental de Bundy durante las entrevistas y establece un patrón de mentir. Al crear sus versiones retorcidas de la verdad, Bundy manipuló a su familia, amigos y, finalmente, a sus víctimas para que creyeran lo que él quería.

En las cintas, la versión de la verdad de Bundy depende de lo que más le beneficiaría. En un momento dado, Michaud se dio cuenta de que Bundy no quería hablar sobre los asesinatos, de los que afirma que fue acusado falsamente, y en cambio, continúa sobre sus primeros años, sobre su vida, como si se tratase de un artista narrando sus memorias.

Como un hombre guapo de una familia sana, nunca se pensó que Bundy fuera capaz de los crímenes que cometió. Usando su encanto, engañó a todos por años. Incluso después de que fue acusado, siguió encontrando formas de escapar de la prisión, como saltar por las ventanas y atravesar pequeños agujeros en el techo, el tipo de cosas que suenan como los actos de un hombre culpable. Pero, él afirmó que era inocente y solo quería salir de las celdas.

Fotograma de ‘Las cintas de Ted Bundy’

En algún nivel, Bundy tenía algunos problemas obvios con la realidad y el control de los impulsos, formando un hombre que haría que las mujeres de todo el país temieran por sus vidas.

Joe Berlinger es el creador de esta serie documental. Es un documentalista nominado al Premio de la Academia que realizó la  trilogía Paradise Lost (junto con el difunto Bruce Sinofsky); esta trilogía ayudó directamente a llevar a la liberación de tres hombres injustamente condenados. Además, podría decirse que el cineasta está muy bien documentado en cuanto al caso de Bundy, puesto que este año estrenará -también en Netflix- la narración ficticia de los hechos cometidos por Bundy, protagonizada por Lily Collins y Zac Efron.

La serie se beneficia de la intriga

La serie encuentra formas de contar la información de formas intrigantes, manteniendo a los espectadores enfocados en el programa. Su narración y la secuencia de eventos -como en el número de veces que Bundy escapó- proporciona suspenso para aquellos que a pesar de escuchar el nombre del asesino en serie no están tan familiarizados con la historia.

En las primeras dos partes de la serie, los policías, las familias de las víctimas y las jóvenes temerosas están buscando al “Ted” que huye y están decididos a encontrar al asesino. Si bien el espectador sabe quién es el verdadero asesino todo el tiempo, es difícil ver a las familias y la policía dar vueltas en círculos cuando el sospechoso está justo frente a ellos.

A la luz de programas populares como «Making A Murderer«, que explora la psique de los asesinos, esta docuserie se ha convertido en otro fenómeno del subgénero. Sin embargo, Las cintas de Ted Bundy es diferente porque a diferencia de otros trabajos que no ofrecen respuestas certeras como The Keepers, en esta ocasión sabemos a ciencia cierta que Ted Bundy fue un asesino en serie. En ese sentido, este documental de Netflix está más en la línea de Amanda Knox. Es  tan  exasperante, pero también muy honesto y verdadero al contar la historia.

En general, escuchar a Ted Bundy hablar y ver todos los vídeos de él es una experiencia espeluznante y extrañamente familiar. Y aunque la ejecución de Bundy ocurrió hace 30 años y muchos documentales han intentado contar su historia, «Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy» encuentra una manera de revivir el caso con la voz escalofriante de la perspectiva del propio asesino.

«Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy» está disponible en Netflix.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre