Leyendo artículos en la web, me topé con ciertos sitios que ofrecen “señales” de como saber que esa persona es el amor de tu vida, miles de artículos y tests que tratan de “enseñarte” como encontrar o reconocer a tu pareja ideal. Esto me llevó a pensar en la frase: “reconocer si es el amor de tu vida“.  Bueno, sinceramente, de ese tema no sé mucho, pero qué tal de las “señales” de como saber que ese sujeto NO ES EL AMOR DE TU VIDA; déjame decirte que existen razones por las que sigues con patanes en vez de buscar alguien que sí te valore. Te daré simples y sencillas razones por las que sigues saliendo con un hombre mediocre, aun cuando es evidente que no es la persona adecuada para ti y tu relación con él no va para ningún lado.

No querida, no es porque encontrar el amor sea difícil, quizá conocer al hombre adecuado sí sea un poco complicado pero, ¿no te gustaría conocer a un chico que vale la pena en vez de desperdiciar tu valioso tiempo con un perdedor? Peor aún, ¿y si conoces al chico de tus sueños mientras estás atada a una relación con ese patán?

Bueno, empecemos a analizar el porqué saboteamos nuestra felicidad en relaciones que simplemente no tienen ni pies ni cabeza, incluso cuando sabemos que están destinadas al fracaso. Toma nota.

  1. Soledad: La soledad es la peor consejera, he escuchado mujeres que dicen: “Quiero un novio, solo eso”. O sea, ¿real? ¿Él que sea? Bueno, sí, hay mujeres a las que se les acaba el mundo cuando se ven solas. Para ellas, es mejor ese patán a estar solas, especialmente si la mayoría de sus amigos tienen pareja y ellas no. Aceptémoslo, algunas piensan que es mejor él a tener que ir al cine solas, pero créeme, estar con la persona equivocada solo te hará sentir más sola y si no estás realmente enamorada o sabes que él no está realmente enamorado, lo único que conseguirás es terminar fastidiada del sujeto que tienes a tu lado. ¿Cómo lo saberlo? Simplemente porque cuando recibes una noticia no es la persona a la que quieres llamar inmediatamente, no te emociona que te llame o te mande mensajes, te interesa que sepan que tienes a alguien pero pensar en presentarlo ni siquiera pasa por tu mente.
  2. Miedo al cambio: ¿Han oído esa frase “es mejor malo por conocido que bueno por conocer”? Pues es algo así, tenemos tanto miedo a lo desconocido, a lo que pase si terminamos con esa persona, que preferimos aferrarnos con uñas y dientes a esa persona que sabemos que pues no es “lo máximo”, a encontrarnos con uno aún peor. Tenemos pavor de alejarnos de nuestra zona de confort o, peor aún, entramos en pánico de no encontrar otro chico que nos haga sentir lo que sentíamos por él. Estoy de acuerdo, estar en una relación, incluso en una no muy buena, da la sensación de seguridad especialmente cuando él te necesita más de lo que  tú lo necesitas a él pero, ¿realmente crees que mereces una relación mediocre o aspiras a algo mejor?
  3. Tener demasiada fe en el cambio: Un síntoma común en mujeres que salen con patanes, mujeriegos, adictos o perdedores, es la fe en que “el amor hará que esa persona cambie” ¿Real? ¿Crees sinceramente que “el poder del amor” cambiará mágicamente a ese sujeto en un príncipe azul? Perdóname por romper tu burbuja de cuento de hadas pero, ÉL NO VA A CAMBIAR. Punto. No lo hará a menos que él quiera hacerlo. Ni tu esfuerzo, ni tus lágrimas, ni aunque lo lleves de la manita a la escuela, al rehab o a donde quieras que vaya porque ahí “va a cambiar”, si él no tiene la disposición, NO LO HARÁ. Amiga, te lo digo con toda sinceridad, el primer paso para encontrar una pareja es ACEPTARLO TAL CUAL ES. De igual manera, no “vas a aprender a amarlo”, si no te gusta y no está “la chispa” definitivamente no es la persona con la que quieres pasar el tiempo, la pasión no va a nacer de la convivencia. Si te cae bien, te divierte, pero no te nace nada más, no salgas con él en otro plan que no sea de amigos, simplemente vas a acabar lastimándolo.
  4. Crees que si a todas les gusta a ti debe gustarte también: Vivimos en la presión de la sociedad, eso es entendible. Pero cuando se trata de elegir pareja, DEBES ACOPLARTE A LO QUE TE GUSTA A TI. Si tienes un chico detrás de ti y tu familia o amigos te dicen que es “el hombre más maravilloso del mundo”,  si a ti no te gusta NO SALGAS CON ÉL. Aunque todos estén convencidos que ese es el chico “ideal para ti”, no puedes obligarte a pensar igual. Nadie mejor que tú sabe lo que te conviene y lo que es mejor para ti, no pueden entrar en tu cerebro y saber qué tipo de hombre estas buscado y qué te hace o no suspirar. Solo tú puedes elegir a tu pareja; quien elijas, aunque al mundo no le guste, finalmente tú eres la que va a estar con él y sabrás si funciona o no.
  5. Baja autoestima:Tenemos el amor que creemos merecer”. Literalmente, muchas mujeres están convencidas de que nunca encontraran nada mejor que lo que tienen. Las maltratan “porque lo merecen”, les gritan “porque hacen las cosas mal”, son demasiado tontas, torpes, inútiles, es decir, no merecen lo que tienen. Así sea un Don Patán ese hombre es “demasiado para ellas”. ¿Real? Mujer, nunca encontrarás el amor a menos que aprendas a amarte a ti misma. Date tiempo, madura, conócete, reconéctate contigo misma. Aprende a ver el ser humano hermoso y maravilloso que eres. Ama cada parte de ti y reconoce que mereces ser amada y respetada. Hasta entonces, eres incapaz de amar a alguien más. No puedes esperar que un hombre te enseñe a amarte o te haga darte cuenta de lo que vales.
  6. No te quieres dar cuenta: Aunque las señales sean evidentemente claras, muchas veces nos negamos a ver estos signos de que no estamos con la persona adecuada. Sabemos que no recuerda los pequeños detalles, no presta atención cuando hablamos, tenemos esa sensación de no estar con una persona agradable. Peor aún, sabemos que sigue pegado a su ex de alguna manera o esta “demasiado ocupado” para verte o pasar tiempo contigo. No le interesan tus gustos, tus amigos, tiene excusas para no presentarte con nadie tampoco. Es odioso pero tiene excusas para ello como “el no dormir lo suficiente”. ¿En la cama? Se porta egoísta o te presiona para que ocurra al poco tiempo de salir con él. No se emociona cuando está contigo ni se interesa por saber más de ti. Le presta más atención a su teléfono que a ti, pero cuando se trata de tus mensajes es cortante. No eres su prioridad, ni quiere que seas parte de su vida. Se la pasa mirado a otras chicas aun cuando está contigo. ¿Sigo? Son señales más que obvias de que este sujeto no tiene la más mínima intención de tener una relación sería contigo. Analízalo.

Consejo:

En una relación exploramos partes de nosotros que no conocíamos, aprendemos, cambiamos; si una relación te vuelve una extensión de otro no es sana. Una relación debe basarse en nuestras cualidades y defectos conectándose con las de otros.

Cada experiencia nos deja ver qué es lo que queremos y qué es lo que no. Somos responsables de nuestra propia felicidad y mucho está en a quién elegimos para compartir nuestra vida y espacio, ten cuidado a quién invitas a conocerte, a compartir esos momentos especiales. No te conformes, recuerda que mereces alguien que sepa desnudar tu alma y acomodarse en tu vida, no alguien con quien sientas la obligación de estar, aun si no disfrutas su compañía.

Escoge, conoce y, solamente cuando estés convencida de que ese es el hombre que quieres incluir en tu vida con todo el equipaje que eso conlleve, entonces aventúrate a una relación. Suerte.

 

 

 

 

 

 

Imagen extraída de:http://media.zenfs.com/en-US/blogs/partner/470_2450772.jpg

1 Comentario

  1. Benjamín Ormeño Quintana, es un hijo de puta de 30 años, que se las da de Don Juan. Destrozándoles el corazón a mujeres inocentes. Tratándolas como si fuesen unas fáciles, con el fin de satisfacer sus necesidades.

Comenta en el recuadro