Capullo

¿Has mirado de cerca un capullo?

Pareciera que lo que tiene dentro, duerme,

pero no es así;

dentro yace un cambio, una transformación.

Se retira de la vida por un tiempo,

se desprende de todo cuanto no necesita

con el único objetivo de renacer a la vida,

en todo su esplendor.

-¿Estás lista?

-No, aún no, espera un poco más.

-¿Hay alguien ahí dentro?

-Sí, pero duerme, duerme profundamente

-No, no está durmiendo, se está formando otra vez…

Adentro está oscuro, todo duele,

no sé por qué razón,

no sé con qué objetivo.

No puedo hablar, pero puedo mirar y escuchar

desde un rincón quieto y en silencio

solo quiero observar, esperar que todo pase.

Mi corazón está vivo, pero está dormido

mi boca calla, pero mi mente trabaja.

Una a una me desprendo de cada cosa

que me ata al viejo cuerpo;

todo duele y es confuso,

pero sé que es el camino correcto,

sé que mañana encontraré la verdad,

aquella que solo es mía y de nadie más

aquella que me permita volar…

 Autora Verónica Guerrero H.

Comenta en el recuadro