Nuevamente saludos, queridos lectores. En esta ocasión vamos a continuar con el tema del bullying y el porqué es importante erradicar su presencia en las escuelas y en la vida diaria.

Mucha gente opina que la experiencia del acoso les debe servir a los niños y jóvenes a enfrentar la presión social, y que si no pueden manejarlo es porque estos chicos son débiles o frágiles, y necesitan “curtirse” para enfrentar la vida.

Tal vez a muchos les suene lógica esta teoría, pero resulta imposible de mantener como una regla. Es como decirles a los que son alérgicos al yodo o a algún medicamento/alimento, que su cuerpo es débil y frágil. Seguramente brincarán inmediatamente para aclarar que es una condición de nacimiento y que no se puede hacer nada para evitarla, más que dejar de comer o ingerir dichos alimentos o medicamentos.

Bueno, pues con el bullying, sucede exactamente lo mismo.

Cada individuo posee su propia personalidad, la cual se ha formado por rasgos genéticos, y otro tanto por rasgos adquiridos o aprendidos a los largo de su vida. La gente reacciona diferente cuando es sometida al mismo tipo de circunstancias, y me parece absurdo esperar que los niños y jóvenes reaccionen de la misma forma que otros solo por el hecho de ser también, seres humanos.

No señores, no funciona así.

Es cierto que los hijos deben enfrentar problemas en la vida, pero también es cierto que las injusticias existen; y nosotros como padres y autoridades no tenemos ningún derecho de permitir que los abusos existan sólo por el hecho de que algunos no saben poner un límite, o incluso, no pueden ponerlo.

Hay chicos que manejan muy bien los límites, y esto es debido a que cuentan con las herramientas necesarias para hacerlo, tal vez poseen un físico que les ayuda a imponer respeto, o cuentan con el poder económico de intimidar eficazmente a alguien más. En muchos casos, estos chicos han desarrollado las habilidades sociales necesarias para mantener a raya a los acosadores y a veces pasar desapercibidos por éstos. Pero en muchos casos, los chicos y chicas acosados, son personas que no han podido desarrollar ninguna o muy pocas habilidades sociales, y esto no es algo por lo que deban pagar semejante precio.

Por el simple hecho de que todos somos diferentes.

Los chicos con alguna desventaja de cualquier tipo, suelen ser objeto de burlas y abusos, y no me digan que los muchachos tienen la culpa de ello, cuando los mismos padres y madres enseñamos con el ejemplo a que así siga funcionando esto.

Cuánta importancia le damos al físico, a la belleza, y al dinero o la ropa, de manera que los menos afortunados padecen las consecuencias de esta presión social.

Refiriéndonos de nuevo al tema, en el caso de sufrir bullying, hay tres formas de salir de él:

  1. Que el niño/niña tenga las habilidades necesarias y el apoyo correcto de manera que pueda limitar esta situación y el/los agresores lo dejen en paz y lo respeten.
  2. Que el agredido a su vez, se vuela agresor. Al no encontrar una manera saludable de responder a esta agresión, el afectado se convierte en lo mismo que detesta, para poder desquitar con un inferior, su impotencia y coraje. (este caso es el más común)
  3. Que el chico/chica que está siendo víctima de este hecho, llegue al extremo de sentirse impotente ante el problema y no vea otra solución más que el uso de alcohol o drogas, o incluso la muerte, como salida a su sufrimiento.

La elección de cualquiera de estas opciones, dependerá de la situación en particular, de cómo se vayan dando las cosas, la personalidad del niño, el apoyo de autoridades, padres y amigos. Por eso no podemos esperar que todos los casos terminen igual.

Existen chicos que con una vida de oportunidades, terminan en los malos pasos, del mismo modo que chicos con un oscuro porvenir, terminan destacando y cambiando la expectativa de su vida.

Pero a todos los niños, niñas y jóvenes, se les debe de brindar el apoyo en la medida que lo necesiten.

Aquellos chicos que pueden ir saliendo adelante por sus propios medios, muchas felicidades y mis respetos. Pero son aquellos que no pueden o no han logrado superarlo, los que me preocupan de mayor manera.

Los dejo con esta reflexión, ¿quiénes somos nosotros para ver la necesidad ajena y no intervenir?

Acaso de verdad, el argumento, de sólo los más fuertes sobreviven, justifica la injusticia y la violencia que día a día viven los niños, desde temprana edad.

¿No será que precisamente, por pensar así, es que el mundo está donde hoy está?

El individualismo, es un cáncer silencioso. Y como lo dije una vez, llegará a todos los niveles existentes, Lo que hoy no nos afecta porque nos creemos lo suficientemente fuertes, el día de mañana lo hará, y pediremos ayuda, y lo peor de todo es que tal vez nadie nos la brinde por pensar lo que algún día pensamos nosotros mismos de los demás: Es su bronca, yo tengo las mías.

¿Y si todos nos ayudamos ahora?

Si erradicamos este problema de una buena vez, no tendremos que esperar a pasar por ahí, sino que tendremos la certeza de que nunca tocará a nuestros seres queridos.

Próximamente: Antes, durante y después del bullying, población vulnerable, cómo detectarlo, cómo detenerlo y su manejo después de vivirlo.

No dejen de leer, excelente miércoles.

3 Comentarios

  1. Solo quiero discrepar en algo de lo que discrepar. Acakro, no apoyo el bullying, pero es inevitable que esto lo vivan los chicos hoy en dia.
    1. La diferencia frente a las alergias, es que estas son una condición fisica-biológica, no psicológica. Entre la primera y la segunda, la segunda tiene acompañamiento y se puede tratar.
    2. Hablas que el bullying tiene 3 formas de salir de el, y esas 3 formas a las que haces referencia son parte del caracter de una persona. Por lo tanto es contradictorio afirmar que bullying no forma caracter.
    No estoy de acuerdo con el bullying en ninguna de sus formas, pero si, contrario a lo que escribes, pienso que el bullying forma el caracter en nuestros hijos. Lo que debemos hacer como padres es acompañarlos, apoyarlos y cobijarlos.

  2. Muy bueno tu post, la verdad comparto que nos ha ido lastimando el pensar que solo “nosotros” importamos y que rara vez nos detenemos a pensar en lo que necesita o quiere la otra persona, aquel dicho que decía mi abuela “mejor que lloren en su casa a que lloren en la mía” creo yo se ha vuelto un medio de vida para muchas personas pero erróneamente llevada. Me gusto mucho tu forma de escribir y de pensar un abrazo espero leerte mucho y que también discutamos sobre bullying sin bullearnos :)

    Saludos y gracias por compartirme tu nota.

    https://twitter.com/YoFuiBuller

    • Mil mil gracias por leer, de verdad aprecio mucho que te tomaras el tiempo de comentar y leer este artículo. Me gusta mucho lo que escribes en tu cuenta de twitter, y ojalá que se llegara a muchas personas más. Admiro el trabajo que haces de crear conciencia y que tu cuenta sirva para hacernos reflexionar. Claro que seguiremos platicando e intercambiando estrategias y reflexiones, sin bullearnos, jaja. Un abrazo!

Comenta en el recuadro