Pedro Amodovar regresa a las pantallas de cine con una propuesta diferente a lo que nos tenía acostumbrados.

Los amantes pasajeros es una película sobre un vuelo España-México que por un problema técnico parece estar destinado a caer en desgracia, literalmente hablando. Sin embargo, no es un drama como podría parecer sino todo lo contrario, se vuelve una comedia disparatada, con unos sobrecargos masculinos muy divertidos, una tripulación de primera clase que tiene secretos y particularidades muy entretenidas y toda una sección de segunda clase completamente drogada y adormilada.

Unos sobrecargos muy divertidos.
Unos sobrecargos muy divertidos.

Amantes pasajeros es muy entretenida, contiene el humor clásico de Almodovar, su impecable manejo de cámara (evidente en el “número musical”) y dirección de actores que siempre ha sido su especialidad, logrando con todo esto momentos emotivos, sucesos disparatados y sobretodo, muchas risas. El elenco es, como siempre en el caso de Almodovar, muy acertado, Cecilia Roth y José Maria Yazpik como los más reconocidos pero sin quitarle mérito al resto de los actores y por supuesto, a los personajes que representan.

La historia no está centrada en los personajes femeninos como en la mayoría de las historias escritas por Pedro, sin embargo se siente muy natural dentro de su filmografía, dando al espectador un momento agradable, de manera que les recomiendo ampliamente que la aprovechen en el cine.

 

1 Comentario

Comenta en el recuadro